5 pasos para optimizar tu emprendimiento



Cuando una persona opta por armar un emprendimiento, decide involucrarse en el mundo de los mercados y la comercialización, se enfrenta a un camino lleno de preguntas, obstáculos, metas y objetivos.

¿Cómo atravesar este camino de la mejor forma utilizando nuestros propios recursos?

Identifica quién será tu cliente

Para que tu emprendimiento sea exitoso, es necesario conocer quiénes son y qué necesitan nuestros clientes.



Comienza pensando cuál es el sector al que más conoces, situándose en el lugar de quien va a ser tu cliente. Imagina como gestiona su actuar diario y realiza una lista que incluya intereses, interacción con otras personas, consumos, gastos, lugares a los que acude, quienes serían sus propios clientes, etc.

Define a dónde quieres llegar

Establece cuáles serán: tu visión, misión y objetivos

La visión se plantea respondiendo ¿Quiénes queremos ser en los próximos años?, es decir, es la imagen que nos planteamos a largo plazo sobre cómo esperamos que sea nuestro futuro.

La misión es la combinación de valores y creencias por las que se regirá el emprendimiento.



Debes plantearte:

* A qué te dedicarás

* Quién será el destinatario de tu servicio

* Cómo ayudaras al cliente

Los objetivos marcan los lineamientos y el funcionamiento de lo que emprendas.

Plantéalos definiendo los logros que quieras alcanzar. Deben ser reales, cuantificables y con plazos de tiempo muy claros.

Por ejemplo:

-Generar un aumento de ingresos en un 30% en los 4 meses próximos.

-Alcanzar 100.000 usuarios de la app en un plazo máximo de 6 meses.

-Lanzar una actualización cada dos semanas.

Analiza tu entorno

Observa y analiza todos los aspectos externos que forman parte del contexto que puedan influir en tu accionar, pero ten cuenta que no los puedes controlar. Por ejemplo, los factores tecnológicos y económicos son muy determinantes a la hora de iniciar una Startup, pero no puedes modificar ningún componente de éstos.

¿Qué tienes para dar?

Plantea las realidades de tu emprendimiento: cuáles son tus fortalezas y debilidades.

Las fortalezas son todos los aspectos positivos que puedes aportar a tu organización, como tu capacidad de liderazgo, conocimientos en desarrollo y programación, etc.

Las debilidades son los factores que pueden dificultar el logro de las metas. Como la falta de presupuesto, clientes y recursos materiales o humanos.

Planifica como lo harás

Plantea estrategias que te ayudarán a lograr los objetivos.

Una estrategia define las acciones que se van a llevar a cabo.

Por ejemplo, hacer networking (crear lazos profesionales) en reuniones y eventos relacionados es una estrategia excelente para iniciar la red de expansión profesional.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *