Cómo desarrollar una estrategia de email marketing

A la hora de diseñar nuestro plan de comunicación online, merece la pena dedicar un tiempo al desarrollo de una adecuada estrategia de email marketing. Y es que, aunque abunden las profecías sobre su muerte anunciada, ¿cuántos de vosotros no revisáis la bandeja de entrada a diario? Incluso varias veces al día, ¿no es así? Estamos enganchados. El email se ha convertido en un elemento más de nuestra cotidianidad y, según las estadísticas, en uno de los más populares (el 93% de los usuarios lo emplea diariamente).

Es cierto que el auge de las redes sociales contrapone una comunicación mucho más rica, pero a cambio el email
ostenta una antigüedad que facilita su uso. Es decir, como una de las plataformas pioneras de comunicación online, el email ha penetrado en generaciones anteriores que no saben lo que es Twitter ni manejan una cuenta en Instagram, pero miran con asiduidad su correo electrónico. Por lo tanto, al email marketing lo avala su alcance a un mayor nicho de población, sumado a su condición adictiva, de respuesta fácil e inmediata a bajo coste.

También juega la baza de la universalidad, junto con su carácter privado (que tranquiliza a mucha gente, animándola a expresar sus auténticas opiniones), convirtiéndolo en un potente canal de conversión.

Sin embargo, para que esta comunicación directa tenga éxito es necesario seguir algunas pautas:

  • Contenido de valor: como ya he comentado en otras ocasiones, el usuario tiende a rechazar la publicidad descarnada. Ya que nos colamos en su bandeja de entrada, tenemos que ofrecerle un contenido que le sea de utilidad, una información de valor que le anime a abrir nuestro email e interactuar con nosotros, como pueda ser nuestro catálogo electrónico, noticias y novedades relacionadas con nuestra marca, invitaciones, etc.
  • Diseño atractivo y lenguaje directo: si queremos captar su atención, nuestra newsletter debe tener un formato sugerente y ha de emplear un lenguaje claro y fácilmente comprensible para que continúe leyendo. Si se trata de comunicar resultados, por ejemplo, es mucho más llamativo utilizar una infografía que un sinnúmero de porcentajes avasalladores.
  • One to One: la comunicación 3.0 nos obliga a dar un paso más. Ya no basta con un enviar un email genérico a todos nuestros clientes. Tenemos que dirigirnos a cada uno de forma individual, informándole solo de aquellos temas que puedan interesarle y tratándolo de forma personalizada.
  • Análisis estadístico: ¡la esencia del marketing! Para lograr unos buenos resultados, es necesario analizar el impacto y alcance de nuestra comunicación, estudiar las reacciones de los clientes y corregir nuestros errores. Es lo que se conoce como tracking.
  • Respuesta inmediata: por supuesto, debemos responder a todos los emails de nuestros clientes y con la mayor brevedad posible, empleando siempre un trato cortés y cercano al mismo tiempo, que les haga saber que tratan con personas.

Estrategia de email marketing: Mailchimp

Para gestionar todas estas acciones de forma más cómoda, lo más recomendable es que creemos una cuenta en Mailchimp. Se trata de una potente plataforma de email marketing, gratuita hasta los 2000 suscriptores, con la que podremos enviar hasta 12.000 correos al mes. Aunque está pensada para pymes, podemos registrarnos igualmente (aunque tiene unos elevados controles de seguridad, así que debemos recordar bien el nombre de usuario y la clave para que no nos bloqueé la cuenta).

Una vez dentro, podemos importar listas de usuarios adjuntando un archivo de excel. Por ejemplo, podemos crear una lista llamada “Suscriptores de mi Blog” (que podremos editar después) para enviar un email a todos nuestros seguidores cada vez que hagamos una nueva entrada. Por defecto, todos los miembros de esa lista aparecerán con una calificación de dos estrellas, la cual aumentará o disminuirá en función de su interacción. Igualmente, dentro de esa lista podemos segmentar y dirigirnos solo a algunos de sus miembros.

También podemos diseñar un formulario de suscripción con los colores corporativos y añadirlo a nuestro blog. De esta forma, cada vez que un nuevo usuario empiece a seguirnos Mailchimp nos lo notificará y lo incluirá directamente en la lista “Suscriptores de mi Blog”. En este formulario también podemos añadir iconos vinculados a nuestros perfiles de Twitter, Facebook u otras redes sociales, aumentando así el alcance de nuestras comunicaciones. Para la búsqueda de iconos gratuitos en PNG es muy útil la web de Iconfinder.

Por supuesto, Mailchimp también nos permite crear campañas de email marketing y, para ello, cuenta con un amplio archivo de plantillas prediseñadas que podremos personalizar en función de nuestras necesidades. Asimismo, la plataforma realizará un seguimiento de todas las aperturas de ese email que vamos a enviar. Es más, si tenemos una página web donde hemos añadido Google Analytics, podemos obtener un tracking de resultados: podremos saber cuántas de las personas a las que enviamos nuestra newsletter visitaron la web e incluso terminaron comprando nuestro producto (o cumpliendo los objetivos marcados).

Como decía al inicio, lo más interesante en cualquier acción de marketing es poder acceder a una estadística de resultados. En este sentido, Mailchimp nos mostrará cuántas personas de la lista han abierto el email, cuántas veces lo hicieron, quiénes pincharon los enlaces, etc. Una información muy valiosa para mejorar nuestras campañas y sacarles el máximo partido.

¡Y esto es todo por hoy! ¿Te ha gustado el artículo? ¿Piensas que el email es una herramienta útil para hacer marketing online? Me encantaría saber tu opinión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *