¿Cómo despedir a un empleado?



La palabra “despedir” no es muy agradable; y no sólo para la persona que es despedida, también para la persona que tiene que hacerlo. Cuando tenemos que despedir a alguien muchas preguntas vienen a nuestra mente: ¿cómo  hacerlo?, ¿cómo decirlo?, ¿cómo concluyo?, ¿qué hago si reacciona de tal forma?, etc. Es un hecho que despedir a alguien nunca va a hacer una experiencia placentera, pero si sigues leyendo obtendrás tips de cómo hacerlo lo más llevadero posible para las dos partes.

Sé claro

Es importante que expliques las razones por las cuales se está llegando a esta medida. Hazlo con respeto y profesionalismo dando únicamente los detalles que tu empleado debe saber. Dedícale el tiempo necesario a este evento importante, pero no añadas más información que pueda alargar la conversación o llevar a una discusión o negociación. Ya has tomado una decisión y es importante que te sostengas firme. Puedes entregarle una hoja con el detalle del plan de indemnizaciones y especifica que pueden o no haber negociaciones, dependiendo de lo que tu empresa considere. Por último, invítalo a que te exprese sus dudas o comentarios y escúchalo con atención; tomando en cuenta el punto anterior de no desviarte del tema principal.



Elige el momento adecuado

En una junta con otros miembros de trabajo no es un buen momento para realizar este tipo de actividad. Elige un momento de privacidad en el que se eviten interrupciones; dale la importancia que merece a tu empleado por haber elegido tu empresa para laboral. Invita a tu empleado a tu oficina y determina una hora específica. Míralo a los ojos y muestra sensibilidad y empatía por lo que está sucediendo.

Hazlo con anticipación

Es importante que, por más que una relación laboral esté desgastada, des tiempo a tu empleado de emprender una nueva búsqueda, lo ideal es hacerlo con dos semanas de anticipación. Según expertos, debes evitar realizar el anuncio en lunes, pues esto puede afectar la productividad y el cierre de pendientes por el resto de la semana.

Revisa los pendientes

Reúnete con su equipo de trabajo para revisar pendientes y planes de acción para su salida. Es importante que deje todo listo para que su equipo pueda continuar con la producción sin que su salida tenga un impacto negativo; de esta manera la persona que entre a sustituirlo pueda comenzar sus actividades en orden.

No cambies de opinión

Es muy importante que no cambies de opinión en el momento en el que estés teniendo la conversación. En momentos difíciles podemos ser vulnerables, pero si se ha llegado a tomar esta medida es porque hay acciones que sustentan su despido. Manténte firme y sigue el hilo de la conversación evitando desviarte del tema principal.

Despedir nunca es fácil, pero estoy segura que estos tips te ayudarán a no quedarte con un sabor de boca tan amargo. Si mantienes una conversación cordial y profesional podrás mantener una buena relación con tu empleado y fortalecerás tu Branding Personal como líder. Cuéntanos, ¿qué otro tip conoces para este momento?





Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *