Cómo disfrutar el verano aunque trabajes



Cuando todavía eras estudiante, el verano solía ser la mejor época del año, ¿o no? Durante esta temporada tenías la oportunidad de descansar, viajar y de pasar más tiempo con tus amigos. Pero ahora que trabajas, aunque el verano sigue trayendo consigo algunos fines de semana divertidos, la realidad es que éste ya no se disfruta tanto. El estrés, la presión y las horas extras que pasas en la oficina se han apodero de tus veranos y han hecho que éstos sean menos placenteros. Pero como queremos que esta época del año vuelva a ser divertida, a continuación te damos algunos consejos que te ayudaran a aprovechar el verano aunque trabajes.

Tómate un descanso

Aunque hay ocasiones en las cuales parece imposible dejar a un lado el trabajo, tomarte un tiempo para ti mismo te puede ayudar a ser mucho más productivo. El trabajar más de 40 horas a la semana puede ser desgastante, así que para que no te quemes es fundamental que te tomes un descanso. Relájate y disfruta al máximo tus días libres dejando a un lado todo lo que pueda relacionarse con la oficina. Aprovecha los días soleados de la temporada para hacer actividades al aire libre, ir a la playa o pasar un rato en la alberca.

Administra bien tus tiempos

Muchas veces la gente se queja porque tiene demasiado trabajo y como consecuencia siempre termina quedándose horas extras en la oficina. Pero, ¿alguna vez haz pensado en todas las distracciones que tienes en un día? Revisar constantemente tus redes sociales, contestar un mensaje de texto o bajar a comprar algo que comer entre comidas puede llegar a quitarte mucho tiempo. Al tener descansos de 10 o 15 minutos dos o tres veces al día estás perdiendo casi una hora de trabajo. Al eliminar las distracciones tendrás más tiempo para terminar tus pendientes y las horas extras las podrás pasar disfrutando del verano. 



Organízate

Si quieres tener unos días libres para poder disfrutar al máximo de las vacaciones es necesario que planees las cosas con anticipación y que te organices. Cuando trabajas en un lugar pequeño puede ser difícil coordinar las vacaciones de todos los de la oficina para que ésta no se quede vacía durante la temporada. Así que asegúrate que los días que estás pidiendo sean razonables y trata de hacer que éstos se junten con algún fin de semana largo. Pide el permiso cuanto antes y deja todas tus responsabilidades en orden. 

Aprovecha el verano para divertirte

Los días de verano además de ser más largos están hechos para ser aprovechados al máximo. El que tengas muchas cosas pendientes en la oficina no significa que debes dejar de lado tus pasatiempos. Crea un rutina que te ayude a trabajar de una manera más eficiente y utiliza tus días libres para organizar una carne asada con tus amigos o para salir de viaje aunque solo sea por un fin de semana. Trata de ser más productivo en la oficina y de mantenerte enfocado, esto te ayudará a tener más tiempo libre.

El que tengas un trabajo con grandes responsabilidades no quiere decir que tengas que dejar de disfrutar el verano. La clave está en administrar bien tus tiempo, organizarte y aprovechar tu tiempo libre para divertirte. Además, el pasar unos días relajado en compañía de tu familia y amigos también te puede ayudar a ser más productivo en la oficina.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *