¿Como Emprender Sin Dinero? ¿Cómo iniciar un negocio sin dinero?



Si no tienes dinero pero sí una idea, ¿Crees que es recomendable lanzarte a desarrollarla con los escasos medios que dispones? Te diría que sí mil y una veces seguidas. No sabes lo que puedes llegar a conseguir con ella, aun no teniendo ni un céntimo en el bolsillo.

Cuando hablamos de emprender, muchos piensan que para ello se requieren 2.000, 5.000, 10.000, o 50.000 euros para poder poner las primeras piedras del negocio. Lo cierto es que teniendo esas cantidades, y una cabeza bien amueblada, tendremos muchos escalones ya superados, aunque no todos ni mucho menos. Pero, ¿Qué ocurre si no tenemos ni 500 euros para comenzar?

¿Debemos quedarnos en casa y seguir pensando en cómo atracar un banco para conseguir el efectivo?

Ni los bancos son tan tontos como para dejarse la puerta abierta, ni tu deberías ser tan iluso de esperar a tener dinero para empezar. Lo cierto es que cuanto más esperas más ganas e ilusión se te escapan por la ventana.



Una de las mejores cosas que considero que tiene Internet es la cantidad de oportunidades que éste le da a nuestra imaginación y creatividad. Mientras que en el mundo físico nos resultaría tremendamente difícil conseguir un local y mantenerlo sin un duro en el bolsillo, en la red este problema se esfuma.

“Oiga, no tengo dinero para pagarle, pero si una ilusión y creatividad abismales que se me salen por las orejas, ¿Me alquila usted su local?”

Te mirarán raro, se reirán y puede que hasta te den una colleja por haberles hecho perder el tiempo contigo. ¿Alguien se atreve a hacer esto? Nadie, todos sabemos lo que nos encontraremos si salimos a la calle con esta actitud, ¿Por qué no aprendemos la lección también en la red y la aprovechamos?

Internet es un mundo paralelo diferente, en muchos aspectos no tiene nada que ver con lo que nos encontramos en la calle, y no podemos dejar pasar por alto estas diferencias, tendremos que saber aprovecharlas y sacarles rendimiento.

¿Y por dónde empiezo con mi proyecto?

Siempre por el principio, hay que hacerlo de esta forma, de lo contrario terminaremos donde tendríamos que haber comenzado, sin un duro otra vez, con un fracaso inminente bajo el brazo y 0 clientes en la cartera.



Conozco y conoces miles de casos en los que se terminó de esta forma. Lo primero que hay que hacer es acabar de leer este texto y poner un comentario para despejarte y demostrarte que utilizas el sentido común, después, cuando comprendas de una vez que los artículos expuestos en la red solo están para orientarte y no para darte el trabajo hecho, podrás empezar a pensar en convertir tu idea en algo real.

¿Cómo puedo diferenciarme del resto?

Conseguir ofrecer una buena imagen y presencia en la red una vez te lanzas a emprender no es una tarea fácil, aquí entra en juego el sentido común. ¿Te quieres anunciar? Hazlo bien, ya te advierto que de nada servirá que entres en una plataforma y pongas 25 anuncios iguales, de esto ya hablamos en la publicación anterior “Publicidad basura, como derrumbar su negocio rápidamente”, la cual te recomiendo que leas si no lo has hecho aún.

Por otra parte, y sabiendo que generalmente nuestra idea emprendedora viene acompañada de un pequeño negocio donde supuestamente, al menos al principio, seremos nosotros mismos la cabeza visible y trabajadora, tendremos que cuidar mucho nuestro personal branding o marca personal, que vienen a ser lo mismo.

Utiliza la cabeza, la tienes para algo más que apoyarse sobre el cuello.

Emprender es algo que puede hacer cualquiera, pero mantener el negocio y alcanzar pequeñas metas es algo que desgraciadamente no está al alcance de todos. ¿Y por qué digo esto? Porque solo tenemos que mirar a nuestro alrededor para darnos cuenta de que sin constancia e ilusión no llegaremos a ninguna parte, nos quedaremos en el camino, como la inmensa mayoría que pasó por alto este consejo.

¿Y el dinero qué papel juega entonces? ¡Bah! Solo es un medio hacia un fin, si uno es idiota, dará igual ocho que ochenta, que no saber administrarlo correctamente hará que no importe lo que tenga en el bolsillo para invertir. Hay personas que sin ningún tipo de recurso económico ahora se ríen de nosotros en su nuevo ático, el cual se paga solo gracias a su esfuerzo por mantener un sueño, su empresa.

Aunque no lo creas, partes con ventaja

Ya sé que a veces soy un poco duro y cruel con algunas personas, pero quiero que sepas que solo pretendo mostrarte la realidad, al menos desde mi punto de vista subjetivo. Una realidad donde encontramos negocios “fugaces” que tienen las horas contadas gracias a la “maestría y agilidad mental” de sus dueños.

Aquí partimos con ventaja, no sabes la cantidad de emprendedores que vas a dejar atrás en el momento en el que uses tu cabeza y sepas distinguir lo que es primar la calidad sobre la cantidad, el sentido común sobre la ignorancia o la pasión por la obligación.

Haz algo que te guste, no te guíes por las modas y tendencias

Sobre todo si tu estabilidad económica depende de ello. Puede parecer confuso esto que digo, sería lo normal invertir en algo que ahora está “pegando fuerte” en el mercado para tener mayores probabilidades de gustarle y llegar al público, pero seamos realistas. Si hay algo que está de moda, es porque otras empresas, mucho más grandes, fuertes, altas, guapas y preparadas que tú están haciendo su agosto.

¿De verdad crees que puedes competir con ellas? Necesitarías una vida entera dedicada y mucha mucha suerte, y ya sabemos que ocurre cuando hacemos algo que en realidad no nos gusta, que al primer problema, nos marcharemos. Ellas en cambio, invierten sumas importantes en evitar estos problemas o solucionarlos lo antes posible con gente cualificada.

No pierdas el tiempo, no es necesario  reinventar la rueda, coge tus ideas, vete a pasear por la playa o montaña más cercana y piensa qué es lo que verdaderamente se te da bien hacer y te gusta. Con esto conseguirás que el tiempo invertido no sea un inconveniente, que los problemas los puedas superar a base de constancia y que los éxitos los puedas saborear como se merecen.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *