Tener éxito no es fácil. Es un camino complicado donde muchas veces debemos estar 100% de nuestro tiempo trabajando en este proyecto.

Una de las modalidades de negocio más utilizadas en la actualidad son las Start-Up, término de moda en el mundo empresarial que hace referencia a pequeñas empresas que están “emergiendo” en el mundo de los negocios a través de una idea bastante innovadora, la cual está dando los primeros pasos. Por lo general, estas iniciativas tienen clara la idea del producto o servicio a ofrecer, pero se encuentran en la búsqueda de inversionistas.

Este tipo de desarrollos poseen una cultura on-line y web bastante fuerte, pues consideran que estas herramientas son fundamentales para tener acceso directo con sus posibles consumidores. De ahí que grandes Start-Up estén ligadas al uso de distintas plataformas gracias a Internet.



Capital y riesgo

Como todo negocio nuevo, la inversión de capital está asociada a un alto componente de riesgo, por eso este tipo de compañías hacen de la innovación su principal valor agregado. Su objetivo es descubrir una nueva necesidad en el mercado o una carencia de sus consumidores. Así se posicionan como una alternativa atractiva tanto para los clientes como para quienes desean financiar este sueño.

shutterstock_321792839

Si después de leer todas estas características, y crees que tu próximo paso es emprender ligado al modelo de una Start-Up, acá te entregamos algunos consejos que te pueden servir para que tu negocio se convierta en una gran empresa.

Estados Unidos y Europa son los principales exponentes en este tipo de compañías, de ahí que conviene conocer su experiencia antes de dar este importante paso que influirá en tu vida profesional y personal.

Lo primero es tratar de buscar información de alguien que haya iniciado este camino. La idea es tratar de establecer una red de contactos con personas, ejecutivos o estudiantes que hayan hecho algo similar. Si conoces su experiencia, podrás entender mejor las formas en que superaron dificultades normales en el inicio de todo emprendimiento.

Internet: Un buen aliado

En párrafos anteriores afirmamos que la Innovación e Internet son elementos fundamentales en estas compañías. Aprovechar el poder de las “www” es vital para conocer otros emprendimientos de Chile y el mundo. Hoy es posible acceder a artículos, videos o sitios de Start-Up. Si lo piensas, tu red de contactos se puede ampliar de forma importante mientras estás sentado frente a tu computador.



Buscar referentes nacionales en el tema también es un excelente paso. En el caso de nuestro país, Corfo y Start-Up Chile pueden entregarte una ayuda esencial. No tengas miedo de preguntar o solicitar una reunión para conversar con alguien. Tampoco sientas temor al exponer tu idea frente a un grupo de personas. Entre más escuchen lo que quieres hacer, mejor feed-back tendrás para perfeccionar tu emprendimiento.

Esto implica que tienes que ser flexible, pues es muy probable que tu idea sufra grandes o pequeñas variaciones camino al éxito. Por eso es importante tener claro el tamaño de empresa que quieres gestionar, si deseas tener un número amplio de colaboradores o un pequeño grupo de personas y si en primera instancia tienes una visión regional, nacional o internacional.

Plan de negocios y factor suerte

Si tienes un buen plan trazado, construir tu equipo será mucho más fácil porque todos buscarán el mismo objetivo. Como líder, tú o tus socios deberán ser entes motivadores constantes, a fin de “contagiar” a todos los que quieran participar en tu proyecto. Quizás tu idea es tan potente que puedas encontrar voluntarios en universidades u otros centros de estudios, pues están deseosos de aprender.

Ojo, trata siempre de gastar lo mínimo al principio. Sabemos que el capital escasea, por lo que Internet será tu principal herramienta para vender, comercializar, hacer nuevos clientes y mostrar tu Start-Up al mundo. Siempre piensa en actuar con lo mínimo, pero nunca olvidando soñar en grande.

Finalmente, el factor suerte siempre jugará un rol. Quieras o no, para algunos exponentes en este tema, esta simple palabra puede marcar tu éxito. La clave para esto es buscar siempre que “las cosas pasen”, esforzarse para lograr el objetivo que te propongas y no dejar todo en mano del destino. Y que mejor ejemplo que lo sostenido por el golfista profesional norteamericano Gary Player, quien consultado por la incidencia de este factor en su carrera como deportista, señaló lo siguiente: “Cuanto más entreno… más suerte tengo”, es decir, las cosas buenas te pasan por haber trabajado en ellas.

¿Tienes una Start-Up o estás pensando en crear una? ¿Te sirvieron estos consejos? Cuéntanos tu historia para conocer más de tu emprendimiento.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *