El rompecabezas de las cuentas

El orden y manejo financiero ha sido siempre una herramienta de mucha utilidad para quienes lograron el éxito y, en el otro extremo, ha sido también la espada de Damocles para quienes, ya subidos en la montura del negocio -por desconocimiento, descuido o falta de previsión- no pudieron evitar la caída y el golpe.

Lamentablemente, en el Perú́ no se comparte una cultura financiera. Más allá́ de aquellos que estudian carreras como economía, administración o contabilidad, el resto hemos tenido pocas oportunidades para desarrollar un método efectivo. Ni en el colegio, ni en la calle, ni en el hogar tenemos oportunidad de hacernos de una cultura financiera.

Si bien los proveedores, las organizaciones interesadas en asociarse con la empresa y las entidades financieras requieren información que les permita formarse una idea realista sobre la eficiencia de tu empresa, la razón principal de que conozcas y utilices los conceptos y las herramientas financieras es que estas te permiten tomar buenas decisiones. El control, conocimiento y proyección de tus finanzas te ayudaran a crecer sostenidamente.

La contabilidad ordena y controla lo que puede ser expresado en dinero

Toda empresa maneja recursos para cumplir sus objetivos: mano de obra, materiales, maquinarias, servicios diversos y, por supuesto, un gasto corriente de dinero. Lo que nos permite la información contable es formarnos un criterio realista acerca de la conducción de la organización en términos monetarios, pues registra en documentos escritos y de cómputo todo aquello que pueda expresarse en términos de dinero.

La contabilidad identifica, mide y controla la información sobre los sueldos, salarios y provisiones sociales de los trabajadores, así́ como las compras, ventas, salidas de almacén, manejo de inventarios, etc. Todas las empresas deben saber a cuánto ascienden sus deudas, cuándo deben pagarlas, cuando cobrarán o cuánto dinero en efectivo tienen en bancos, en caja, etc.

El manejo de las finanzas también permite contrastar los resultados con los objetivos previos, contribuye al logro de las metas y a cumplir con el planeamiento en determinado tiempo; además, nos permite saber en qué medida se han alcanzado esos objetivos específicos.

Una base para que la tengas clara

Si quieres tener un buen desempeño financiero y propiciar el crecimiento de tu negocio, hay conceptos básicos que te van a permitir tomar decisiones correctas y saludables. Se consciente de ellos.

  • Ganancia: La ganancia es lo que resulta de la diferencia entre los ingresos menos los gastos o egresos. Esta operación genera una ganancia, que también es llamada utilidad bruta.
  • Utilidad neta: Resulta de la diferencia entre la ganancia o utilidad bruta menos el impuesto a la renta (30%). La utilidad neta siempre se mide en términos monetarios, sean soles, dólares o euros.
  • Rentabilidad: Es la resultante de la utilidad neta dividida entre todos los ingresos y multiplicada luego por 100. Esta cantidad no es dinero, más bien se manifiesta siempre en términos porcentuales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *