Filosofía emprendedora: Más útil de lo que crees

En cada uno de los artículos de SomosEmpresa.pe hemos presentado información práctica sobre cómo debes afrontar los diversos aspectos de la gestión de una empresa. En este y los siguientes artículos te vamos a ofrecer un tema que podría parecer, a simple vista, poco práctico, pero que en realidad es esencial para tu crecimiento como persona y empresario. Estamos hablando de la filosofía. Es cierto. Hay mucha gente que piensa que la filosofía no tiene un uso práctico y, por ende, no sirve para nada. Es más, hay gente que sospecha de la filosofía y de sus usos, como si se tratara de una actividad subversiva. Un momento. Tenemos noticias para ti. Un verdadero líder es también un filósofo, una persona que ama el conocimiento, que hace uso de su razón y de su pensamiento para desarrollar un emprendimiento.

Por otro lado, la filosofía nos motiva a cuestionar, a dudar, a romper paradigmas y, por lo tanto, a innovar. En ese sentido, el filósofo René Descartes (1596-1650) era un verdadero ejemplo de innovador, un líder nato que se atrevió a romper con todos los paradigmas de su época. Tal como lo cuenta Tomás A. Marín, todos los filósofos anteriores a Descartes, desde hacía muchos siglos, les daban vueltas y pequeños cambios a las ideas que ya habían desarrollado los pensadores griegos. Sin embargo, Descartes puso en primer plano sus dudas, cuestionó todo lo que ya se conocía, luego se desprendió de todas sus certezas, de todo lo que ya conocía, para formular nuevas hipótesis. Este pensador sintetizó su pensamiento en una genial frase: “Pienso, luego existo”. Ese fue su gran legado, él nos recuerda que dudar, pensar y estar consciente de las cosas es la esencia del filósofo que todos llevamos dentro Por estas razones, te invitamos a que leas este interesante cuaderno que estamos seguros te va inspirar. 

¿Qué es la filosofía?

Filosofía es un término muy difícil de definir por la amplitud de conceptos que engloba y la cantidad de definiciones que tiene. Nosotros nos quedamos con su definición primigenia: la filosofía no es otra cosa que el amor por el conocimiento, por el saber. El filósofo español Fernando Savater dice que la filosofía es una forma de buscar verdades y denunciar errores o falsedades. Además, señala que la filosofía no se conforma con una respuesta es un esfuerzo por seguir cuestionando, ya que una de sus características es no conformarse fácilmente con la primera explicación que se tiene de un asunto, ni con la segunda, ni siquiera con la tercera o la cuarta. Siempre está en busca de la verdad. 

¿Para qué sirve la filosofía?

Con frecuencia, la gente se hace esta pregunta. La mayoría de personas en nuestro país se imagina que la filosofía y los filósofos son ajenos a los problemas reales de la sociedad, y que su trabajo tiene poca utilidad en las cuestiones cotidianas del trabajo y del hogar; pero no es así. Aquí te ofrecemos unas cuantas razones que te harán recordar que la filosofía es muy necesaria en nuestro día a día:

  • La filosofía sirve para adquirir habilidades de conocimiento ligadas al pensamiento abstracto, es decir, te ayuda a deducir, sintetizar, interpretar y analizar los fenómenos que te afectan en tu vida diaria.
  • La filosofía ofrece a las personas métodos para poder analizar los distintos problemas que los aquejan.
  • Gracias a la filosofía podemos generar valores y códigos de conducta.
  • La filosofía le sirve a un grupo de personas, a un colectivo para poder desarrollar una opinión, criticar, revisar o consolidar lo que está bien o está mal en su sociedad.
  • También aporta la reflexión necesaria para poder determinar hacia dónde queremos dirigirnos como sociedad, de qué manera podemos crecer como colectivo.
  • Gracias a la filosofía y a sus métodos se derrumbaron paradigmas y se aceleraron procesos de cambio, a lo largo de la historia. Un ejemplo clarísimo es la Revolución francesa, que sentó sus bases en el pensamiento de filósofos como Rousseau, Montesquieu, Voltaire, entre otros.

 

 ¿Todos filosofamos?

El gran filósofo español Julián Marías, en su libro Historia de la Filosofía, nos recuerda que Aristóteles dijo una gran verdad: “Todos los hombres tienden por naturaleza a saber”. Es decir, que es una tendencia natural del ser humano filosofar, amar el conocimiento, pensar, dudar, cuestionarse sobre las cosas del universo. Aristóteles también decía: “Ahora y en un principio, por el asombro comenzaron los hombres a filosofar, asombrándose primero de las cosas extrañas que tenían más a mano, y luego haciéndose cuestión de las cosas más graves, tales como los movimientos de la Luna, del Sol y de los astros, y la generación del todo”.

Charlatanes que se hacen pasar por filósofos

Fernando Savater nos recuerda que el filósofo “no es un sabio que está por encima de los demás, sino que está a la misma altura, está en el mismo plano que los otros y entra en contacto con ellos. Toda filosofía es interactiva”. Además, asegura que hay muchos charlatanes que se hacen pasar por filósofos. Dice que estos charlatanes creen tener respuestas definitivas y totales para todo. “Ellos saben la verdad buena y garantizada sobre cada duda que tengas… Los conocerás enseguida porque te dirán que no preguntes más, que no te empeñes en pensar por tu cuenta, que tengas fe ciega y que aceptes lo que ellos te enseñan”. Finalmente, agrega: “Ningún filósofo auténtico te exigirá que creas lo que no entiendes o lo que él no puede explicarte”.

Una visión para el hombre

“La filosofía sirve para darle al hombre una visión integrada de la vida, una visión que sirva como base y referencia para todas sus acciones, físicas o mentales, psicológicas existenciales. Todo hombre o mujer debe tener una filosofía. Una persona para poder vivir tiene que actuar; para poder actuar, tiene que tomar decisiones; para tomar decisiones, tiene que definir un código de valores; para definir un código de valores, tiene que saber lo que es él o ella y dónde está. Es decir, tiene que conocer su propia naturaleza y la naturaleza del universo en el que actúa. Todo eso te lo da la filosofía”. Daniel Barragán Coloma, Presidente de la Asociación Nacional de Emprendedores (ANDE)

Filosofía para el emprendedor

“El emprendedorismo es una filosofía y una forma de ver el mundo. Para el emprendedor, el mundo no es un sueño ni un conjunto de contradicciones, tampoco una parte de algo celestial que no llegaremos a comprender. Al contrario, para el emprendedor, el mundo es lo real, es lo que interpreta y lo que puede transformar usando su racionalidad a partir de su propio esfuerzo. Es así que, actuando con su razón, transformando la naturaleza, creando productos e intercambiándolos, el hombre consigue su felicidad. No sacrifica o espera el sacrificio de otros para esto, lo cual lo hace moral y con derecho al goce, a la felicidad aquí en la Tierra. En esa filosofía, el emprendedorismo cree en un hombre responsable de sí mismo, con amor propio, con conciencia de la realidad y, por lo tanto, merecedor de sus propios triunfos con legítimo orgullo”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *