Invertir en franquicias en Peru

La  franquicia es un modelo de negocio en el cual un empresario le otorga a un tercero, por un tiempo determinado, el derecho de usar la marca de su empresa pero con la obligación de llevar el negocio de acuerdo a un concepto único y a reglas determinadas.

La franquicia no sólo incluye el uso de la marca, representa también la transferencia de los conocimientos, métodos, técnicas, procedimientos del negocio, así como derechos de propiedad industrial y/o intelectual. Estos derechos se otorgan a cambio de una contraprestación económica conocida como regalías. Además, la persona que otorga la franquicia tiene la obligación de prestar continua asistencia comercial y técnica para la gestión del negocio.

En palabras de Luis Kiser, cuando se realiza una franquicia se clona un negocio de éxito para que pueda ser desarrollado por nuestros socios en nuevos territorios. Agrega que en la actualidad es el modelo de expansión empresarial con mayor éxito y desarrollo a nivel mundial.

Azucena Gutiérrez, Directora Gerente de la juguería Disfruta, nos dice que según su experiencia la franquicia es un desprendimiento de conocimientos y del manejo del negocio. “El empresario que va a hacer de su negocio una franquicia debe tener la capacidad gerencial de compartir el manejo de su negocio”, dice.

¿Cuándo debes pensar en franquiciar tu marca?                                                                                Luis Kiser nos dice que el principal argumento para que un empresario se decida a crear una franquicia es que podrá expandir su negocio sin necesidad de tener un gran capital. Con este modelo va a estandarizar los procesos de su negocio para que otras personas puedan replicarlo o clonarlo en otros territorios, bajo la misma marca y ofreciendo los mismos productos con calidad y servicio homogéneos.

¿Cómo saber si tu marca es franquiciable?
Los expertos recomiendan que este salto se dé cuando el negocio ya sea rentable y los clientes demuestren clara fidelidad hacia la marca. Otro aspecto importante es contar con un producto de calidad que pueda ser estandarizado.

Cómo volver franquiciable tu negocio
Si tienes un buen negocio, rentable y de éxito probado, debes pensar en expandirlo y para ello una de tus opciones es franquiciarlo. Muchos dueños tienen temor de dar este paso por celo de que otros puedan llevar a cabo bien su mismo negocio, pero hay que tener presente que un negocio que deja de crecer con el tiempo está llamado a extinguirse.

Ventajas de franquiciar tu negocio:
• Mayor velocidad de crecimiento
• Menor planilla y más especializada
• Menores costos de compra y fabricación debido a la economía
de escala
• Expansión de la marca a nivel nacional e internacional

Antes de franquiciar tu negocio tienes que:
• Registrar tu marca, logotipo y slogan en el Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la Protección de la Propiedad Intelectual (Indecopi).
• Tener claro o por lo menos una idea de cómo vas a manejar visualmente tu marca para encontrar una imagen general que se replique. Esto incluye no sólo la gráfica de la marca sino también la decoración del negocio y hasta el uniforme del personal.
• Saber y escribir todos los pasos que se tienen que desarrollar para abrir una nueva tienda. Tienes que recordar el capital que invertiste para empezar a operar y todos los trámites que hiciste para abrir tu primera tienda, los gastos para comprar mobiliario, los bienes que compraste para su funcionamiento, etc.
• Documentar o escribir todos los procesos administrativos y operativos de tu negocio.
• Tener una lista y teléfonos de tus actuales y posibles proveedores.
• Crear un organigrama con funciones específicas de cada puesto y documentarlo. Esto te será útil para que, en un principio, en el caso de recontratar personal éste conozca sus funciones, y a futuro para poder transmitir las actividades del personal de forma clara.
• Documentar la forma como capacitas a tu personal para poder volverlo homogéneo en todos tus locales.

¿Cómo se desarrolla la franquicia?
La Cámara Peruana de Franquicias recomienda que en principio se debe recurrir a una consultora para que nos ayude a desarrollar nuestra propia franquicia.

¿Por qué acudir a una consultora? ¿Lo puedo hacer yo mismo?
La respuesta nos la da Azucena Gutiérrez: “Es mejor que un tercero se encargue de todo el proceso de conversión de un negocio en franquicia porque de esa forma no descuidas tu negocio tratando de hacer los manuales y viendo la parte legal y económica del tema”.

Sin embargo, hay muchas personas que piensan que contratar una consultora sale caro. Luis Kiser nos dice que los costos son variables y dependen de la complejidad del negocio y del tamaño de la empresa. Agrega que los precios que cobra una consultora por convertir tu empresa en franquicia varían entre los 10 mil y 25 mil dólares.

Nos cuenta además que una buena consultora “elaborará los instrumentos de franquicia para que ésta pueda crecer en el mercado nacional y extranjero”. “Los estándares de calidad de los instrumentos de franquicia que elabora una buena consultora permiten su implementación tanto en el país como en el extranjero”, añade.

¿Qué me pide una consultora para empezar a hacer su trabajo?
Cuando una consultora empieza su trabajo lo primero que pide a quienes la contrataron es la colaboración de su personal y las cabezas del negocio para poder elaborar los manuales correspondientes. En segundo lugar pedirá información legal, financiera y de procesos de la empresa para poder desarrollar la estrategia.

¿Qué hace la consultora?
• Desarrolla manuales de gestión con los aspectos del negocio. De esta forma, todos manejarán la cadena de manera homogénea.
• Elabora los escenarios financieros que permiten ofrecer el producto a un posible interesado: a cuánto equivale la inversión inicial, el costo por el derecho de entrada, el tiempo estimado para recuperar la inversión y el margen de utilidad.
• Ayuda en los aspectos legales (hay que tomar en cuenta que se firma un contrato que define obligaciones y derechos del dueño de la franquicia y del nuevo socio).
• Ve aspectos del negocio, como el manejo de marca, el conocimiento transferido, piratería, territorialidad, entre otros.
• Propone una estrategia de marketing.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *