Por qué debes contratar a un consultor SEO

En medio del boom en el que estamos sumergidos entre empresas de marketing al uso que amplían cada vez más sus servicios de posicionamiento, freelancers que cobran el gusto y la gana por hacer rankear tu web, ofertas que -todo lo contrario- nos ofrecen poco menos que hacer despegar nuestra web cual cohete por cuatro duros y los cientos de blogs especializados que rondan por ahí sin más, cualquiera que tenga un negocio, por pequeño que sea, puede llegar a preguntarse si realmente necesita pagar a un especialista para gestionar su web.

¿Es posible tener una buena presencia en buscadores sin que alguien optimice antes nuestro sitio?

Lo cierto es que no hay una respuesta para todo el mundo. La necesidad de dar ese empujón a tu site dependerá de varios factores:

– La competencia. Deberías hacer un poco de investigación para averiguar si tus competidores directos tienen fuerte presencia en google, qué términos clave están utilizando y si realmente estás en desventaja. Hay veces que por la naturaleza del producto o la capacidad de innovar en su marketing podremos meternos en espacios poco transitados y ser relevantes en seguida. En cambio otras la competencia será implacable. Por ejemplo, si tenemos una empresa de fontanería en barcelona nos daremos cuenta a poco que busquemos que términos tipo “fontanero barcelona”, “urgencias fontanería 24h”, etc están muy competidas y en algunos casos con estrategias muy potentes.

– El público. ¿Realmente estoy vendiendo algo que la gente necesitará buscar? No es lo mismo tener una panadería que un estudio de diseño web. En el primer caso es poco probable que te busquen antes de entrar en tu negocio, tu web es más un bonus añadido que un anzuelo real. En el segundo, aparecer en los primeros 6 puestos en Google puede ser crítico.

– La reputación online ¿Tienes una marca o imagen pública personal, susceptible de generar ruido en foros, páginas de opiniones, etc? Si la respuesta es que sí, necesitas que tu página oficial sea el primer resultado sí o sí, y esto no siempre es fácil. En este caso es muy recomendable que alguien audite tu web y se ocupe en primer lugar de que tenga todo lo que quienes te buscan necesiten saber de ti, y en segundo lugar que tu site sea lo primero que vean al buscarte.

Otro punto muy importante a tener en cuenta es que la estrategia de posicionamiento de una web lleva tiempo y necesita mantenimiento. No puedes contratar a un consultor pretendiendo que en unos días te entregue tu web optimizada, posicionada y lista para que continúes introduciendo contenidos con la esperanza de que se mantenga en su sitio… aparecer en las primeras posiciones conlleva investigar previamente el mercado, decidir una estrategia e implementarla, y esto es especialmente costoso si partimos de una web que en el momento presente no esté funcionando bien, requiera mucha limpieza de código, eliminar penalizaciones, etc. En el peor de los casos podría llevar todo un año de trabajo, así que pacta bien las condiciones económicas y no esperes milagros.

Otras soluciones

Si definitivamente no puedes permitirte los servicios de una agencia o un autónomo de forma continuada, hay opciones más discretas como solicitar un diagnóstico con un informe de todos los puntos a mejorar (y después trabajarlos tú) o incluso suscribirte a algún servicio de pago como Woorank que monitorice tu web y te alerte de todos los errores y puntos débiles para arreglarlos tú mismo.

Esto te puede salir por unos 50€ al mes, eso sí, remángate y ármate de paciencia porque vas a tener que aprender mucho y dedicarle muchas horas a la semana hasta que los cambios empiecen a dar resultados. Todo es valorar si somos más ricos en tiempo o en dinero líquido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *