¿Qué elijo WordPress o Blogger?

En este tercer artículo de este blog dedicado al SEO y a los contenidos, vamos a hablar de algo, o mejor dicho, vamos a tratar de responder a una pregunta que muchas personas se hacen una vez han elegido su dominio para su sitio web y, al mismo tiempo, han decidido qué hosting utilizar. Una pregunta que no es otra que la de decidir si utilizar WordPress  Blogger a la hora de crear el contenido de su sitio web.

Pues bien, en las líneas que voy a escribir a continuación, voy a tratar de dar una respuesta lo más completa posible teniendo en cuenta mi propia experiencia. Y es que, como seguro que ya sabéis, a lo largo del medio centenar de blogs que he realizado, no todos con éxito ni mucho menos, he utilizado ambos CMS de un modo u otro. Pero eso no será todo ya que el enfoque que daré, y que espero te sirva para decidirte y tomar la opción correcta, se hará valorando los pros y los contras de los dos gestores de contenidos. Copencemos pues a analizar y a decidir si hemos de quedarnos con WordPress o Blogger.

Ventajas e inconvenientes de WordPress

Vamos a  comenzar nuestro repaso hablando del que se puede considerar como el CMS por excelencia. Y es que, en algún momento o en otro, WordPress será el gestor que vais a tener que utilizar para la creación de vuestro blog.

En primer lugar hay que decir que la principal ventaja que tiene WordPress es la inmensa cantidad de funcionalidades que tiene. Y es que, a pesar de que WordPress se creó como un gestor de contenidos dentro del mundo del blogging, con el paso de los años se ha convertido en una potente herramienta para llevar a la práctica cualquier tipo de proyecto web ya sea un sitio web corporativo o una tienda virtual. Algo que se puede llevar a cabo con solo algunos clicks.

Y todo ello gracias a las extensiones que ellos mismos denominan plugins. Unos plugins que no son otra cosa que pequeñas aplicaciones que se pueden incorporar a nuestra estructura principal y con las que vamos a poder obtener nuevas funcionalidades de un modo bastante sencillo. Unas funcionalidades que pueden ir desde gestionar las imágenes para que estas pesen menos, gestionar la memoria caché o incorporar cualquier elemento gráfico dentro de nuestro blog o sitio web como pueden botones de redes sociales o todo lo necesario para mostrar los comentarios más recientes.

A todo esto, hay que añadir que la segunda gran ventaja de WordPress es la gran comunidad que tiene a su alrededor. No en vano, para mantener los más de 500.000 plugins que existen, tenemos foros especializados así como comunidades enormes de personas que, como tú y como yo, ya han tenido la suerte de utilizarlo y donde nos resolverán nuestras dudas sin ninguna clase de problema.

Por último, y como tercera ventaja, hay que decir que para este CMS, en la red de redes, vamos a poder encontrar infinidad de plantillas, las cuales, pueden ser tanto gratuitas como de pago y que, todas ellas, son altamente personalizables. En otras palabras, podremos elegir el mejor esqueleto para nuestro sitio web con la ventaja añadida de saber que vamos a poder modificar todo aquello que nos parezca oportuno.

Sin embargo, a todas estas ventajas, hay que añadir un inconveniente que no es otro, paradójicamente, que el de los propios plugins. Y es que cada uno es de un creador diferente por lo que nos podemos encontrar extensiones muy potentes y muy sencillas de manejar y otras que son realmente complicadas. Lo bueno es que siempre podremos tener varios plugin para una misma tarea por lo que solo tenemos que elegir el que más nos convenga.

Pros y contras de Blogger

Ahora es el turno de Blogger. Un CMS que está considerado como el gestor de contenidos de los principiantes aunque a decir verdad, se puede decir que es un sistema bastante completo a pesar de que esté pensado para no crearnos ninguna clase de problemas.

La principal ventaja de Blogger es su sencillez. Todas y cada una de sus funciones, que no son muchas por cierto, son muy sencillas de llevar a cabo. De hecho Blogger, aunque no es tan configurable como WordPress, sí se puede decir que es más sencillo al tener menos opciones.

Además, al igual que su competidor, también dispone de una gran comunidad de seguidores que, con sus consejos, hacen que Blogger sea aún más grande. Una grandeza que viene dada en la mayoría de los casos gracias a la cantidad de plantillas que podemos encontrar a lo largo y ancho de internet, tanto gratuitas como de pago.

Pero, como nos es oro todo lo que reluce, tenemos que decir que el problema viene ahora. Más que nada porque Blogger es mucho más limitado que el otro CMS del que estamos hablando. Apenas te permite incorporar funcionalidades que no traiga de serie y todo lo que queramos hacer tendrá que ser a base de escribir líneas de código (algo que también puedes hacer en WordPress pero que no es tan necesario). Un sistema de creación de blogs muy sencillo, en definitiva, pero al mismo tiempo muy limitado desde muchos puntos de vista.

Conclusión: ¿Wordpress o Blogger?

Una vez hemos llegado a este punto tenemos que decantarnos por WordPress o Blogger. Una decisión que yo personalmente ya tomé hace tiempo y que me lleva a recomendarte el primero de ellos.

En primer lugar, hago esta elección porque este CMS me permite una flexibilidad que no me permite ningún otro. De hecho, a partir de una plantilla sencilla, puedo ir incorporando de un modo muy simple una serie de elementos que dotan a mi blog de un aspecto realmente atractivo.

En segundo lugar, es un CMS que está continuamente actualizándose por lo que siempre vas a poder trabajar con lo último en tecnología de gestión de contenidos. De ese modo, tu blog o tu sitio web nunca quedará obsoleto.

A pesar de que casi nunca es necesario, y a pesar de que con Blogger también lo pudo hacer, puedo modificar todas y cada una de las líneas de código tanto de la plantilla como de los plugin que instale por lo que las posibilidades se disparan al infinito. Por último, decir también que aunque sea un poco más complejo que Blogger, se tarda apenas unos días en hacerte con el control de la situación por lo que en ningún momento es algo que se pueda tildar de alarmante o de preocupante.

Antes de irnos, y como ya es costumbre, quiero pedirte que compartas este artículo por tus redes sociales preferidas ya que de este modo serán muchas las personas las que pueden determinar si les interesa más introducirse en el fascinante mundo de WordPress o, por el contrario, prefieren la sencillez y el trabajo algo más directo con Blogger.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *