¿Qué es reputación y cómo afecta a una empresa?

Stakeholder es un término anglosajón que engloba a todos los grupos de interés o partes interesadas de una empresa. También se puede decir que son todas las personas y grupos de cuyo apoyo depende la existencia de tu empresa. Los stakeholders pueden afectar o ser afectados por las actividades de una empresa. Para resumir, los stakeholders son los clientes, trabajadores, organizaciones sociales, accionistas, proveedores, vecinos y, en general, todos los que están interesados e involucrados con tu empresa.

¿Qué es reputación y cómo afecta a una empresa?

La reputación no es otra cosa que la opinión que tienen los stakeholders o grupos de interés sobre una empresa. Esta opinión se va formando con el tiempo y, en gran medida, es transmitida por el boca a boca. Existen muchos especialistas que señalan que, en la actualidad, el tema financiero no es el único indicador de éxito de una empresa, también lo es la reputación. Al respecto, Napoleón Bonaparte decía que una buena reputación es como “un gran ruido: cuando más aumenta, más se extiende. Pueden caer las leyes, las naciones, los monumentos; todo se puede desmoronar. Pero el ruido subsiste”. Como vemos, una buena o mala reputación queda en el tiempo. Es por ello que es tan importante trabajar en este aspecto.

Obviamente, el primer paso para tener una buena reputación es hacer bien tu trabajo, tanto si tu empresa ofrece servicios o si es fabricante. Pero eso no basta. Debes conocer cuál es la reputación de tu empresa y saber administrarla, pues esto es vital para su salud financiera. Terry Hannington, el famoso consultor de marketing y autor del libro “Cómo medir y gestionar la reputación de su empresa”, señala que una reputación apropiada ayuda “a conseguir nuevos negocios, retener a los clientes actuales, atraer nuevos empleados, conseguir una cobertura favorable por parte de los medios de comunicación y funciona como una barrera ante la competencia”.

¿Qué es la imagen?

La imagen es la impresión que tiene un individuo acerca de nuestra marca y su experiencia con ella. Es como una fotografía de un momento, al cual se le puede otorgar la categoría de bueno o malo, también de agradable o desagradable. Una imagen positiva que se mantiene a lo largo del tiempo se convierte en una buena reputación. Las diferencias entre imagen y reputación son las siguientes:

Luis Ángel Sanz de la Tajada, experto español en identidad corporativa, dice que es usual que la gente confunda la imagen con la identidad de la empresa. No obstante, no son lo mismo, la imagen se genera a partir de la identidad de una empresa.

¿Qué es la identidad?

La identidad es la personalidad de la empresa, sus características propias, que la hacen distinta de las demás. La identidad nace del comportamiento de la empresa con sus públicos. La identidad tiene que ver con los valores de una empresa, sus objetivos, su estilo, su forma de comunicarse, su comportamiento y sus actitudes.

¿Cómo se relacionan reputación, imagen e identidad?

La reputación es el resultado de las diferencias que existen entre la imagen y la identidad de tu empresa. Es decir, es el resultado de la diferencias entre lo que proyectas y lo que realmente eres. Mientras más puntos en común tengan la identidad y la imagen, tendrás una mejor reputación. No obstante, no es fácil mantener este equilibrio; por ello se hace tan necesaria una gestión o administración de la reputación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *