¿Qué es un Business Angel y qué busca para invertir en tu Startup?



Los Business Angels son el primer punto al acudir para buscar financiación para tu Startup.

Aunque pueden tener distintos perfiles de rentabilidad riesgo, estos inversores buscan normalmente un horizonte de inversión de 2 ó 3 años y obtener grandes plusvalías mediante la venta de su participaciones al cabo de un tiempo para compensar las pérdidas o la falta de rentabilidad de algunos de los proyectos que financian. Si tenemos en cuenta que aproximadamente el 80% de las inversiones que financian no son todo lo rentables que esperan, o incluso fracasan después de unos años, el 20% restante debe generar la rentabilidad suficiente como para que sigan metidos en ese negocio.



El papel del Business Angel

Para entender el papel del Business Angel, primero tenemos que comprender el ciclo de vida de financiación de una Startup. Aunque esto da para un artículo aparte, comentaré brevemente cuál suele ser el proceso de financiación de las Startups:

  1. Family, Friends and Fools: Familia, amigos y “locos” son los primeros en invertir en tu Startup, te ayudan a ponerla en marcha, pero normalmente lo hacen porque creen en tu proyecto, más que como una estrategia de inversión. Este paso es muy apreciado por los inversores, porque significa que si ellos han metido dinero, es porque creen en tí y en tu proyecto.
  2. Business Angels: son el siguiente paso y se meten normalmente en el punto más profundo del “Death Valley”, es decir el punto en el que llegas al break-even operativo, o lo que es lo mismo, empiezas a ganar dinero, o se meten en el punto de break-even financiero (cuando se ha recuperado la inversión inicial).
  3. Venture Capital: se meten normalmente para inversiones mayores a 1 millón de euros, y suelen ser fondos en los que se gestiona el dinero de los partícipes. Se meten en la etapa de crecimiento temprano de la empresa.
  4. IPO (oferta pública de venta): es el último paso, la salida a Bolsa (mercados de capitales). En este punto ya no tenemos una Startup, sino una empresa viable.

Entender este ciclo y las expectativas de cada inversor en cada punto del proyecto, así como su estrategia de inversión y de salida del proyecto, es fundamental si buscas financiación, ya que de no hacerlo, te puedes encontrar con socios capitalistas que pueden perjudicar el futuro de tu Startup o puedes perder el control del proyecto en etapas muy tempranas.

El papel del Business Angel en este ciclo de vida es el de hacer crecer tu Startup en su fase más temprana, por tanto debes tener en cuenta que si acudes a estos inversores a buscar financiación debes disponer de un modelo de negocio contrastado, un plan de negocio sólido y tus primeros clientes o transacciones.

Perfil de inversor de un Business Angel

Si te fijas en la gráfica de arriba, verás que el punto de inversión en el que se mete el Business Angel es el punto de mayor crecimiento de tu Startup, pero es también uno de los puntos más arriesgados, porque todavía existe demasiada incertidumbre como para saber si tu Startup crecerá o no. Ten en cuenta que si tu Startup no crece, el Business Angel se encuentra con que su dinero se queda atrapado en un proyecto que no crece, o incluso lo pierde. Así que ponte en la piel de este inversor:

Si el 80% de tus inversiones se quedasen atrapadas, ¿cuál es el rendimiento que deberías obtener el 20% restante para que ganases dinero invirtiendo en Startups?

Hagamos unas cuentas sencillas para verlo:



Supongamos que inviertes 100.000 euros en una cartera de proyectos de Startups, de los cuales 80.000 se quedan atrapados, entonces los otros 20.000 deberían multiplicarse por 5 para sólamente recuperar la inversión inicial al cabo de uno o dos años. Normalmente el inversor no pierde los 80.000, y es raro exigir multiplicar por 5 el valor de la inversión, en un horizonte corto de tiempo, pero si que es normal que el Business Angel trate de multiplicar por 2 ó por 3 la inversión inicial en un horizonte de 1 ó 2 años, o multiplicarlo por 20 ó 30 veces en un horizonte de 5 a 7 años, de otra manera el inversor correría un riesgo que no le compensa económicamente.

De nuevo, cada Business Angel puede tener distintos horizontes de inversión y perfil de riesgo, y en función de esto puede tratar de obtener plusvalías por la venta de su participación a fondos de Capital Riesgo en la siguiente ronda de financiación, o plusvalías por dividendos, aunque lo habitual es la venta de su participación al cabo de un tiempo.

De acuerdo a distintos estudios, la tasa interna de retorno, o rentabilidad que obtiene un Business Angel en su cartera de inversión, suele rondar un promedio del 20% o el 30% anual.

¿Qué busca un Business Angel?

Como puedes intuir, invertir en una etapa tan temprana de la Startup es muy arriesgado, y para duplicar o triplicar el valor de una inversión en 2 ó 3 años, tu Startup debe tener un gran potencial de crecimiento. Básicamente los Business Angels van a buscar tres características en una Startup: viabilidad – factibilidad – invertible.

El primer punto es la viabilidad: significa que tiene una cierta probabilidad de éxito. Esto es, que existe una necesidad o problema en el mercado, que la Startup es capaz de solventar a través de un modelo de negocio adecuado, y que se dan las condiciones necesarias en el mercado como para poder competir o diferenciarse con garantías de éxito.

El segundo punto es la factibilidad: es decir, que se puede ejecutar en un tiempo razonable, y con los medios disponibles (tecnología y personas), una primera versión del servicio o producto que ofrece la Startup (producto mínimo viable).

El tercer punto es que sea invertible: esto quiere decir, que la Startup sea escalable y que los inversores (en este caso los Business Angels) dispongan de una estrategia de salida de la inversión adecuada a sus objetivos (perfil rentabilidad-riesgo).

La Startup escalable

Es, quizás, la condición más importante en la que se va a fijar un Business Angel a la hora de tomar la decisión de invertir o no en una Startup. Una Startup escalable es aquella que tiene un mercado objetivo lo suficientemente amplio como para que crezca y sea capaz de multiplicar por 15 ó 20 sus ingresos actuales, en un periodo de un año, a partir del break-even operativo. Steve Blank (el creador de “The Startup Owner’s Manual”), afirma que para que una Startup sea escalable han de darse 6 condiciones:

  • Amplitud de la visión del emprendedor
  • Objetivos personales del fundador
  • Tamaño del mercado objetivo
  • Metodologías de desarrollo de clientes y agilismo para definir el modelo de negocio
  • Un equipo excepcional
  • Creencia en el equipo y en los objetivos
Una buena forma de medir el potencial de la Startup es que los ingresos de ésta crezcan un 25% mensualmente en los primeros años de vida.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *