¿Quieres vender por Internet? Cinco cosas a tener en cuenta



Varias de las personas que vienen a consultarme por un carrito de compras asumen que implementarla es muy sencilla  y barata, casi gratis. Obviamente, como todo peruano que se respeta (lo digo en tono irónico), tiene una página web hospedada en un servidor gratuito y realizada con una plantilla sin costo y todos los textos, las fotos y hasta su misión y visión los ha tomado prestados de otras páginas en inglés o en castellano (en inglés no es problema; usan el traductor de google y ya).

¿GRATIS?

Lo primero que no debes hacer es pensar en una tienda gratuita. Hay muchas tiendas virtuales gratuitas en internet que puedes montarlas en 5 minutos. Te pueden servir para vender uno o dos productos, pero no esperes que te sirva si quieres montar un negocio online. Si no deseas invertir, regístrate en Ebay o vende a través de Mercado Libre; las ventas de persona a personas (consumer to consumer) son las mejores para vender directamente sin complicaciones en el mercado local y cobrar en efectivo. Recuerda que en Internet te encuentras con un mercado global y con miles y miles de tiendas igual o mejor montadas que la tuya.



Una tienda online debe brindar facilidades a los compradores y esto significa un diseño agradable y amigable (búsqueda de productos, catálogo con toda la información disponible, facilidad en la navegación), distintos medios de pago (contra entrega para ventas locales, PayPal, pagos con tarjeta de crédito, etc) y convenientes modos de envío.

¿SEO?

Tu tienda debe estar instalada en un servidor de pago que te brinde suficiente espacio, ancho de banda y fiabilidad. Debes estar muy bien posicionado en la red y esto significa que si no apareces en google, sencillamente no existes. Un estudio de SEO (search engine optimization) permite que tu página sea ubicable por tus potenciales clientes. Si vendes artesanías tu cliente no buscará tu página en los buscadores; probablemente digitará “artesanías peruanas” o “peruvian handicrafts” y eso lo llevará a cientos de páginas, posiblemente, ubicadas en todo el mundo. ¿Cómo llegará a ti?

¿POLÍTICAS DE VENTAS?

Algo que deploro de muchas páginas peruanas es la poca o nula importancia que le dan a los aspectos legales o de seguridad. Por lo general cuando pagan poco o recurren a plantillas para hacer su tienda online, olvidan detalles primordiales como las políticas de ventas, políticas de entrega, devoluciones, seguridad de datos personales y condiciones que harán que tu cliente confíe o no en tu tienda y decida comprar. Esto toma bastante tiempo realizar y no es algo que se debe dejar para después. Estas cuestiones no te las soluciona un simple programador y menos si estás dispuesto a pagar poco dinero.

¿PAGOS?

Si estás pensando vender a nivel global, brindar opciones de pago globales es vital. Implementar un servicio de pagos con tarjeta de crédito o paypal supone conocimientos de programación que van desde el relativamente sencillo lenguaje  HTML  hasta lenguajes más avanzados que el proveedor de pagos exige a la hora de utilizar sus servicios. Hay tiendas gratuitas que instalan fácilmente todo tipo de integraciones a todo tipo de tarjetas o modos de pago, pero otra vez, fíjate bien que el servicio “barato” que te brinden te deje TOTALMENTE OPERATIVO el sistema de pagos en tu tienda (por lo menos en un 20% de tiendas peruanas el sistema de pagos no funciona, está mal implementados o simplemente se encuentran “en construcción”).

¿ENTREGAS?

Nadie va a pagar por un servicio que no conoce como es y menos si no tiene certeza de cuándo le va a llegar. Tu tienda debe ser capaz de decirle a tu comprador el precio total a pagar, el tiempo total que tomará en llegar a sus manos y sobre todo las garantías que tendrá en caso se extraviase en el camino. El precio se debe establecer en función del peso total y del destino.



Los “desarrolladores” que te prometen tu página con pocos soles de presupuesto, simplemente te dejarán instalado el sistema y no se preocuparán de rellenar toda la información necesaria para que la condición peso-destino se cumpla. Recuerda que una página mal implementada significa ventas nulas. En la red como en la vida real, lo barato sale caro. Una tienda online bien desarrollada no termina jamás de crecer: cada año aparecen nuevas ideas , nuevos diseños y sobre todo nuevas maneras de acceder a ellas. Es muy probable que la tienda que montaste hace dos años no te sirva para el mundo de hoy, en donde buena cantidad de usuarios utilizan las tabletas o los smartphones para navegar.

Si estás pensando en vender por Internet a través de un carrito de compras, estaré muy contento de resolver tus dudas.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *