Quiero pedir un préstamo ¿Qué banco escojo?

Bien dicen que el papel aguanta todo y que los números están para interpretarlos. Nano Guerra-García, director de Somos Empresa, aconseja a los empresarios de la micro y pequeña empresa el ser consientes en la búsqueda de un buen servicio bancario, que sea integral y que, de ser posible, implique capacitación, asesoría financiera, una oficina de información comercial, provea contactos y proponga nuevos mercados.

¿Qué es lo que mira principalmente a la hora de la evaluación?

Los bancos tienen criterios para evaluar a un empresario. Primero evalúan la voluntad de pago, es decir, que no tenga antecedentes negativos en el sistema financiero
 ni en su entorno familiar ni de trabajo. Por ejemplo con
sus colegas en las inmediaciones de un negocio, con proveedores y clientes. Luego hacen un análisis de la capacitad de endeudamiento y de su capacidad de
pago. Mejor si tiene un domicilio conocido, teléfono
fijo y al menos de seis a doce meses de experiencia
comercial en el negocio. Algunos también se 
fijan si el crédito tiene un destino conocido.
 Difícil que acepten una solicitud a una zapatería para la compra de 100 sacos de arroz.

¿Qué debe observar un cliente cuando acude al banco?

Lo primero que le pedirán es que sea consciente de lo que está comprando, del conjunto de costos que le ofrece un banco por un monto determinado. A la tasa de interés compensatorio se suma la comisión al desembolso, las comisiones fijas por pagos tardíos, la tasa de interés moratorio y todos los sobrecostos que lleva una operación de crédito. Pero también hay valores agregados como capacitación gratuita, la difusión de material de negocios, la entrega de información vía Internet, entre otros, que son valiosos como servicios.

¿Cuándo un empresario puede sentirse listo para solicitar un crédito?

La experiencia demuestra que muchos negocios se quedan en la etapa de la subsistencia. Un empresario está listo para solicitar un préstamo cuando tiene un tiempo determinado de experiencia y muestra una rotación de inventarios frecuente. Eso asegura un margen de rentabilidad mayor. Para que alguien vaya a solicitar un crédito debe demostrar un buen volumen de venta. Además, una seña importante es tener de 7 a 9 meses de experiencia con rotación de inventarios.

¿Cuáles considera los errores más frecuentes de quienes solicitan préstamos?

Lo que los bancos reportan con mayor frecuencia es una sobreestimación de la demanda. En su análisis, muchos empresarios solicitantes piensan que van a vender mil cuando en realidad el mercado solo da para 500. Eso desmerece cualquier solicitud. Por otro lado, un error constante es estoquearse con artículos o productos que no tienen rotación, lo que les inmoviliza el capital y los lleva a pérdidas. Por ejemplo, que una librería ponga pijamas en una vitrina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *