Tips para mejorar tu rentabilidad



¿Sabes qué es la rentabilidad? ¿Tu empresa es rentable? ¿Rentabilidad es lo mismo que utilidad? Respondamos estas preguntas.

¿Qué es la utilidad? La utilidad la calculas descontando a todos tus ingresos los gastos durante un tiempo determinado:

INGRESOS  –  GASTOS  = UTILIDAD

¿Qué es la rentabilidad? Es lo que rinde una inversión, o sea: lo que ganas por hacer una inversión, que resulta de comparar tu utilidad con lo invertido. Por ejemplo: si descuentas todos los gastos de tu empresa en 2017 a tus ingresos del mismo año y te quedan S/. 150,000, tu utilidad fue de S/. 150,000.

¿Cómo calcular tu rentabilidad? Hay fórmulas muy complejas, pero con una regla de 3 simple puedes saber si tu empresa es rentable. Si todo lo que invertiste en 2017 (o sea, el 100%) fue S/. 300,000 y tu utilidad fue de S/. 150,000, tu rentabilidad ha sido del 50%, o sea, tu inversión rindió un 50%.

¿Y una mayor utilidad es más rentable? No: si dos empresas tienen la misma utilidad, pero una la alcanza invirtiendo S/. 20,000 y la otra con S/. 30,000, es más rentable la primera, pues con menos dinero gana más.

La rentabilidad te ayuda a saber si tu empresa vale la pena. Si la utilidad es alta y la rentabilidad baja, estás invirtiendo mucho y necesitas esforzarte más para obtener lo mismo o menos que con otra actividad.

La vez pasada vimos que saber si tu empresa es rentable te ayuda a evaluar si estás manejando bien el dinero que inviertes. ¿Y cómo ser más rentable? Te damos un par de tips.

Haz foco en tus precios. Fíjalos bien, calculando tus costos con una ganancia razonable, sin perder de vista los precios de tu competencia ni cuánto querrían pagar tus clientes. Para más información, mira los videos Costo, precio y valor y Tips y tácticas para fijar precios.

Busca la mejor opción. Por cada compra o servicio que contrates, pide 3 presupuestos diferentes y negocia el precio. Reducir tus gastos no hará que tu empresa sea más rentable al instante, pero poco a poco te favorecerá.

La unión hace a la fuerza. Únete a otros empresarios para llegar a más clientes, atraerlos a tu local y aumentar sus ganancias.

Contrata solo lo necesario. Pregúntate: ¿cuántos colaboradores necesitas? ¿Deben ser fijos, podrían ser externos o trabajar medio tiempo?

Sé puntual. Paga tus impuestos en fecha para evitar gastos como multas o intereses.

Supervísalo todo. Tus actividades, lo rutinario, lo relevante, TODO, para aplicar mejoras, innovar y lograr más productividad en tu empresa. Para eso, usa tu Plan de negocios y orienta tus objetivos a corto, mediano y largo plazo.

 



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *