Wilson : emporio tecnológico en Peru

Cuando uno pregunta en el Perú por el mejor lugar para adquirir las últimas novedades en productos informáticos y tecnológicos, la respuesta es generalmente unánime: “Anda a Wilson”.

Con más de 35 años de existencia, Wilson se ha consolidado como el principal conglomerado informático del país: allí se vende cada año cerca de US$ 400 millones en productos informáticos y la demanda por los mismos crece anualmente en 25%, favorecida en parte por el periodo de auge que atraviesa dicho sector pero, sobre todo, por el esfuerzo y creatividad de sus empresarios.

Ubicado en el centro histórico de Lima -entre las cuadras 11, 12 y 13 de la Avenida Garcilaso de la Vega y parte de las avenidas Uruguay, Bolivia y el Jirón Camaná- Wilson recibe diariamente alrededor de 700 mil visitantes, cuya diversidad es mucho mayor que hace veinte años atrás. “Antes nos visitaban solo usuarios finales: padres de familia, estudiantes y profesionales, pero ahora también atendemos a usuarios empresariales, como algunas municipalidades provinciales.

Tenemos clientes de toda condición económica y social”, recuerda Antonio Vásquez Silva, propietario de Infomar -empresa importadora y distribuidora de productos informáticos.

Pero el camino para llegar a lo que hoy es Wilson no ha sido un paseo por el campo. En la década de los noventa, debido a la presión ejercida por el gobierno municipal de entonces, los comerciantes ambulantes de Wilson tuvieron que trasladar sus puestos a las galerías aledañas.

Además, puesto que en esa época se habían fundado en la zona diversas academias de computación, algunos comerciantes empezaron a cambiar su oferta comercial y pasaron de vender un sinfín de productos -sin una orientación de negocios muy definida- a vender productos informáticos a los estudiantes de tales instituciones. Una alternativa que era, además de lógica, un negocio rentable.

Ya en el sigo XXI, la aparición de nuevos y modernos centros comerciales, provistos de servicios y una infraestructura diseñada especialmente para la venta de productos tecnológicos e informáticos, ha marcado una nueva etapa en la historia del conglomerado.

Los más recientes son Compu Plaza y Cyber Plaza, inaugurados en el 2003 y el 2008, respectivamente. Ambos, ofrecen a sus visitantes diversas comodidades, como playas de estacionamiento, óptimas condiciones de seguridad, varios niveles con cientos de locales comerciales, show rooms, centros bancarios, patios de comida rápida y salas de usos múltiples, entre otros.

En Wilson lo encuentras de todas maneras

Los motivos detrás del gran atractivo comercial de Wilson no son para nada un misterio. Los negocios que operan en el conglomerado, cuyos ingresos por stand promedian los S/. 25 mil mensuales, han sabido diferenciarse de otros canales de venta -como por ejemplo las tiendas por departamento o las cadenas de productos informáticos y tecnológicos- al ofrecer a sus visitantes una larga lista de beneficios y valores agregados a la compra, como la posibilidad de negociar el precio de un producto o servicio, configurar un producto de acuerdo a las necesidades particulares del cliente, recibir asesoría a cargo de técnicos especializados o acceder a una amplia variedad de productos compatibles de marcas originales, con la garantía requerida para cambiar o reparar un equipo en caso de que presente una falla.

De un juego de video a una computadora de última generación, la oferta de productos y servicios en Wilson se ha diversificado notablemente en años recientes. Según un estudio llevado a cabo por la consultora Proexpansión en el año 2005, los accesorios informáticos como cámaras web- representan el 19% de las ventas totales en la zona, seguidos por la venta de hardware (17%), la venta de software (13%) y la venta de CDs compactos y DVDs en blanco (11%).

Curiosamente, el mismo estudio reveló que las ventas de videos y películas solo representan el 4% del total de ventas en el conglomerado informático.

La historia de Wilson aún no tiene un capítulo final. Sus empresarios confían en que el conglomerado jugará un papel importante en el desarrollo del país y desde ya es considerado un referente informático en Latinoamérica.

Su historia está siendo escrita por todos los empresarios que supieron adaptarse a los cambios, vencer un ejército de obstáculos y apoyarse en el acceso libre a las herramientas de informática para contribuir mediante su esfuerzo con el crecimiento del país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *