Qué debo saber sobre las Tarjeta de débito



Es cualquier tarjeta que permita pagar servicios o productos a partir del dinero que una persona tenga en su cuenta corriente bancaria o cuenta de ahorro.

La diferencia con la tarjeta de crédito, es que la de débito no implica un préstamo de dinero entre el banco y el dueño de la tarjeta.

Puede ser usada en comercios o empresas de servicios que cuenten con dispositivos electrónicos para capturar en línea las transacciones. De esta manera, los montos utilizados son descontados de manera inmediata de la cuenta del titular de la tarjeta, siendo abonados a la cuenta de quien está recibiendo el pago.



Sólo si se autoriza la transacción a través de validaciones de seguridad del sistema y si existen fondos para realizar el pago, éste puede llevarse a cabo.

En Chile, cada institución emite tarjetas de débito que, a la vez, sirven para sacar fondos o hacer otro tipo de operaciones en los cajeros automáticos.


La manera correcta de usar una Tarjeta de débito

Para comprar con una tarjeta de débito, siempre es necesario pasarla por un dispositivo electrónico. Luego se debe aceptar el monto, teniendo cuidado de que coincida con lo que efectivamente se compró, para después ingresar una clave de 4 dígitos y aceptar el cargo.

Para comprar con una tarjeta de débito, siempre es necesario pasarla por un dispositivo electrónico. Luego se debe aceptar el monto, teniendo cuidado de que coincida con lo que efectivamente se compró, para después ingresar una clave de 4 dígitos y aceptar el cargo.

Este pago sólo se realizará cuando existen fondos en la cuenta corriente, cuenta vista o bien, en la línea de crédito.



Para finalizar la compra, el cliente recibe un comprobante de pago que debe ser guardado, ya que así es posible compararlo con el Estado de Cuenta y evitar posibles cobros indebidos.

Los pagos hechos a través de tarjeta de débito no pueden ser anulados.
La red

Las tarjetas también se pueden usar en una red de cajeros automáticos y sistemas de pago específico a nivel internacional, por lo que es necesario confirmar si la tarjeta de débito se encuentra habilitada para redes de otros países.

Por ejemplo, en Chile se opera a través de Redbanc, afiliada a las redes internacionales Cirrus y Plus. Esto permitirá al titular de la tarjeta disponer de un cajero o dispositivo en el extranjero conectado a estas redes.


Consejos útiles

Para realizar transacciones con la tarjeta de débito es necesario que ésta se encuentre activada y que el titular haya habilitado una clave para autorizar cada transacción que lleve a cabo.

Las compras por internet requieren de una clave adicional, llamada clave dinámica o PIN, para que la operación sea aún más segura.

Siempre hay que conocer cuáles son los procedimientos utilizados por el emisor de la tarjeta para recibir denuncias en casos de pérdida, robo o hurto.

Las claves son secretas y privadas, por lo que no hay que compartirlas con terceros, ni permitir que otra persona digite la clave por nosotros.

Es aconsejable cambiar periódicamente los códigos personales de identificación (PIN) y usar códigos secretos distintos para los servicios del banco que lo requieran.

Conviene ser creativos al inventar los códigos secretos, para que éstos sean difíciles de adivinar. Por ejemplo, no utilizar el número de la casa ni la fecha del cumpleaños, porque son muy comunes y fáciles de adivinar.

Hay que memorizar la clave secreta y no llevarla escrita.

Una norma de educación al usar el cajero automático es respetar el turno y esperar a una distancia prudente de quien lo utiliza en ese instante.

Si hay personas desconocidas muy cerca al querer hacer una operación en el cajero, es mejor esperar a estar solos.
No confiar en los consejos de desconocidos. Solamente se deben seguir las recomendaciones indicadas en el recinto del cajero.
Contar el dinero discretamente.
Es muy importante acordarse de retirar la tarjeta del cajero luego de realizar una operación y esperar a que la pantalla vuelva al inicio.
No botar en el mismo lugar los comprobantes de la operación entregados por los cajeros automáticos, ya que alguien lo puede revisar y usar en perjuicio del cliente.
Hay que revisar frecuentemente los saldos de las cuentas bancarias.
En caso de que el cajero automático retenga la tarjeta, lo primero que se debe hacer es dar aviso inmediato al banco para bloquearla.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *