Qué debo saber sobre los Cheques



Un cheque es una orden escrita y girada contra un banco para que éste pague a la representación de un cliente el monto total de este documento. Con ello, el banco descuenta el valor de los fondos que el cliente tiene depositados en la cuenta corriente o, en su defecto, del crédito pactado previamente, a través de la línea de crédito, en caso de que la hubiere.

Debido a que el descuento es inmediato, es importante que el titular de una cuenta corriente emita cheques siempre y cuando tenga los fondos suficientes para cubrirlos. En caso contrario, el banco puede protestar dichos documentos, con consecuencias desfavorables para el cliente.


Tipos de cheque

Los tipos de cheques dependen de la forma en que éstos se emitan, ya sea al portador, a la orden y nominativo. Junto con ello, todos pueden ser cruzados, lo que significa que necesariamente deben depositarse en una cuenta corriente para que sea pagado.



El cheque cruzado, que sólo podrá ser cobrado a través de una institución bancaria.

El cheque para abono en cuenta, que sólo puede ser cobrado mediante el abono en la cuenta corriente del beneficiario del cheque.

El cheque intransferible, en el que se prohíbe su libre circulación.

El cheque certificado, en el que el banco girado da la de la existencia de fondos en la cuenta corriente del emitente.

El cheque de gerencia, en el que emisor es el propio banco girado una plaza distinta al de emisión.



El cheque garantizado, en el que el banco girado garantiza la provisión de fondos del emitente.

El cheque de viajero, es aquel que emite un banco a favor de una persona para que ésta pueda cobrarlo en el extranjero en las oficinas del banco o sus afiliadas.


Evitar los protestos de cheques

El protesto de un cheque es un acto solemne que tiene por finalidad constatar que el documento presentado a cobro no ha sido pagado por el banco.

Pese a que la ley no señala cuáles son las situaciones que pueden provocar la falta de pago, pueden existir varias causales de protesto en un mismo cheque. En ese sentido, la normativa de la SBS ha establecido una orden de prioridades que los bancos tienen que respetar cuando van a protestar un cheque. Estas son:

Causales por forma: es cuando el cliente se equivoca al emitir un cheque y éste es presentado igualmente a cobro por el beneficiario. Los errores más comunes pueden ser fechas inexistentes, diferencias entre el monto del cheque indicado en cifras y el monto escrito en letras, o disconformidad de la firma (cuando difiere de la que tiene registrada el banco para el cliente).

Causales por caducidad: existen plazos para presentar los cheques a cobro. Cuando éstos se vencen, el banco tiene la obligación de protestarlos por caducidad.

Para aplicar el plazo a un cheque en particular se deben considerar los siguientes conceptos: la oficina sobre la cual fue girado (donde se abrió la cuenta corriente bancaria) y el lugar en que fue girado, independiente de la oficina en que se presenta para su cobro.

Si el documento no señala el lugar de giro, se presume que fue extendido en la plaza en que funciona la oficina sobre la cual fue girado.

Causales por orden de no pago: el banco no podrá pagar un cheque cuando se lo solicite la persona que emitió el documento. En estos casos, la entidad debe cumplir la orden o solicitud sin verificar obligadamente el motivo de la revocación ni discriminar si la cuenta dispone o no de los fondos necesarios para su pago. Cuando se le expresen los motivos, estos deberán quedar indicados en el acta de protesto.

Esto no impide que mediante acciones judiciales de parte del beneficiario o tenedor del cheque se efectúe el cobro de los documentos al respectivo girador.

Causales por falta de fondos: cuando no existen otras causales que impidan su pago, el banco evaluará si existen fondos suficientes en la cuenta corriente para su pago total y si la cuenta está abierta. Si no se cumplen estas condicione, el banco protestará el documento.

Causales por cuenta cerrada: pese a que una cuenta esté cerrada, el banco tiene la obligación de pagarlo, siempre y cuando existan fondos suficientes en ella, y cuando no existan otras causales de rechazo.


Consejos útiles

Se recomienda mantener el talonario de cheques en un lugar seguro.

Los bancos deben comprobar la identidad de las personas que cobren los cheques por caja, exigiéndoles el documento de identidad. Esto permite que el banco o terceros persigan las responsabilidades que pudieran derivarse de la falsificación, pérdida, hurto o robo.

Es el banco la entidad que califica si un cheque reúne las condiciones para ser pagado, por lo que también califica la firma estampada en cada documento.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *