¿Qué es un futuro financiero?



Actualmente, entrar en el mundo de la economía y las finanzas cuestan horas y horas de estudio, de nutrirse de verdadera información relevante y necesaria para así aumentar las capacidades y lograr ser grande durante el trayecto de todo el camino. Por esa razón, para hacerte más fácil, pero no menos eficiente, este recorrido, te traigo un tema de mucho interés para ti, “el futuro financiero”.

Podrás preguntarte ¿Qué tiene de importante este punto? ¿Por qué tantos profesionales hablan de él? Pues si realmente quieres aprender, ampliar tus conocimientos sobre esto podrá ser tu impulso para convertirte en un verdadero financiero.

Así que si de verdad quieres comenzar con todo en este mundo, entonces sigue leyendo y abre tu mente, no pierdas la concentración y haz un excelente trabajo.



¿A qué se refiere el futuro financiero?

¿Acaso esto es mi sueño de ser grande en las finanzas? Déjame decirte que no, esa idea no es correcta, pues aunque parezca claramente que se refiere a eso, en realidad va mucho más allá de sueños; se sumerge en lo más profundo de los negocios.

Un futuro financiero es un acuerdo entre dos inversores, los cuales miden pautas con su respectivo contrato, ya sea para vender o para comprar algún activo; en este caso se le denomina activo subyacente, los cuales pueden ser valores, materias primas, productos agrícolas, índices, entre otros.

Este término es un producto financiero derivado; explicado de modo sencillo y resumido, se refiere a contrataciones a largo plazo, pues son una clase de instrumento económico.

Cuando se realiza un acuerdo de futuro financiero, se marcan ciertas bases que permitan crear un orden en medio de todo el transcurso del negocio, como por ejemplo cuánto dinero se usará o se invertirá, la fecha final exacta, entre otras.

Posiciones de los inversores

Existen dos tipos de posiciones para los que habilitan contratos como éste, una de comprador y otra de vendedor. Las dos poseen funciones diferentes, pero se rigen por las mismas pautas.



Posición corta

Esta la obtiene el vendedor futuro, quien tiene la obligación de vender el activo subyacente al comprador. Esta acción se deberá realizar en la fecha de vencimiento que se estableció. Si el vendedor compra mucho antes de esta fecha, entonces se eliminará su posición, si no, entonces recibirá el dinero del activo que le venderá al comprador.

Posición larga

El comprador futuro se aferra a esta posición. Este está obligado a entregar en la fecha establecida el dinero pautado anteriormente a cambio del respectivo activo subyacente. Por otro lado, si él prefiere vender futuros antes de la fecha principal, se desvanecerá su antigua posición.

Características de los futuros

Existen algunas características que deben ser esenciales a la hora de realizar un futuro financiero, las cuales mencionaré a continuación, así que no dejes de leer y sumérgete en la información importante.

  • Cada una de las condiciones que se expresan en el contrato están completamente estandarizadas, es decir, que de ellas puedes guiarte si deseas realizar un negocio como éste.
  • Los futuros se deben desarrollar en mercados organizados.
  • Las ventas y las compras en cierto punto no dependen de las fechas de vencimiento, pues si los financieros desean llevar a cabo la acción antes, entonces se podrá hacer sin ningún conflicto.
  • Siempre se deben aportar garantías al mercado.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.