¿Qué son y cómo funcionan los CFD?



Todo acerca del mundo de la economía y las finanzas llega a ser para algunas personas un tanto confuso, más aún si son nuevos inversores o financieros. En muchas ocasiones, para comprender un solo tema se deben llevar largas horas de investigación, pues al ser un tanto extensos y particulares, parece ser complicado de entender. Sin embargo, en este artículo te mostraré uno de esos temas, pero completamente sencillo. No te preocupes más, ya que puedes lograr ser un gran trabajador con mucho esfuerzo.

El tema a tratar es referente a lo que se conoce como “CFD” ¿Has oído alguna vez de alguien éstas siglas? Pues si no lo has hecho aún, te diré que significan Contract For Difference, es decir, contratos por diferencias. Si estás en el mundo financiero y aún no conoces el CFD, entonces no estás dentro completamente. Pero no hay problema, aquí lo aprenderás y sabrás cómo funciona.

¿Qué son los CFD?

Principalmente se debe decir que son productos derivados financieros, es decir, que son negocias que se pueden realizar a largo plazo. El CFD es muy conocido, al igual que derivados tales como los futuros, quienes también deberás estudiar.



En estos trabajan dos entes, el inversor y el Bróker, los cuales por medio de un acuerdo intercambian lo que es la diferencia entre los precios de la compra y venta de activos, en este caso de activos subyacentes. ¿Sabes cuáles son los activos subyacentes? Pues los valores, índices, materias primas, productos agrícolas, entre otros.

El CFD puede accionar en cualquier mercado financiero, así como todos los demás productos derivados. Lo importante es que realicen todo por medio de una dirección de mercado bastante conveniente, así que no te despistes en este punto, más bien debes prestar bastante atención.

¿Cómo funcionan los CFD?

Pues funcionan de manera semejante a los futuros, ya que por medio de ciertos acuerdos se llegan a conclusiones de lo que se realizará, en éste caso el Bróker deberá calcular toda la diferencia de los valores de apertura y cierre, como lo hacen los futuros, quitando o sumando de la cuenta del inversor la cantidad de dinero correspondiente.

A diferencia de los futuros, los CFD no contienen una fecha de vencimiento, pues en realidad todos los días deberá ir funcionando y terminando. Por otra parte, cuando se activa una posición larga, automáticamente el Bróker te da un préstamo, lo cual te promueve a generar gastos de financiación. Al contrario de esto, si tú eres el Bróker, es decir, que tienes la posición corta, tú serás el que prestará el dinero y recibirás dinero por estar estableciendo un mantenimiento abierto de tu cuenta.

Estos derivados son bastante eficientes, recomendados a nivel mundial para los inversionistas y bróker, pues si se realiza de manera organizada y potenciando cada una de tus capacidades, lograrás grandes metas, grandes proyectos y grandiosas cantidades de dinero. Así que prepárate bien antes de sumergirte en el mundo económico, lee mucho y conversa con profesionales, ten por seguro que te ayudarán.





Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.