El marketing se anticipa a las necesidades de la gente y crea mercados

Hay gente que le marca la vida a uno, y a cualquiera que se precie de entender o de gestionar bien un negocio, el nombre de Peter Drucker no le debe ser ajeno. Uno de sus principales legados de este pensador -el principal del siglo pasado en temas de administración de empresas- es la frase “la función de la empresa es crear clientes”.

Con esa sola idea revolucionó la manera como las personas estaban acostumbradas a ver los negocios y, además, creó la partida de nacimiento de una nueva disciplina, el marketing, cuyo principal objetivo es el hacer innecesaria la función de la venta.

¿Cómo así? Pues estudiando y comprendiendo tanto al consumidor que el producto que uno vende logre adaptarse inmediatamente a sus necesidades, de tal forma que se venda prácticamente solo.

Hoy se entiende que cualquier fase de los procesos de una empresa pueden ser tercerizadas. Por ejemplo, podemos pedirle a una persona o empresa ajena a nuestro negocio que se ocupe de la producción, de la distribución, de la administración, de las finanzas o de lo que se nos ocurra; sin embargo, en lo que debemos afinar la puntería los emprendedores es en la innovación y en el marketing.

La transformación constante en un mundo repleto de cambios es una necesidad. La creación de nuevos productos, de mejores procesos o el mejoramiento de lo que ofrecemos, también. La innovación es la cualidad que nos permite atender esas necesidades. También el estar ágiles y actualizados como para poder superar los obstáculos que nos ponen los cambios en el mercado, las coyunturas difíciles o la misma competencia.

Por su parte, el marketing, acerca nuestras ofertas al consumidor o crea la necesidad de ellas mediante una serie de herramientas.

 

Si bien Peter Drucker creó el espacio para esa nueva disciplina en la gestión empresarial, quien realmente profundizó en el terreno del marketing fue el profesor norteamericano Philip Kotler, autor de innumerables libros y considerado en el mundo como el más enterado especialista en el asunto.

Fiel a una tradición, Kotler, economista de profesión, sigue enseñando esta especialidad después de 35 años en la misma universidad de Northwestern en Estados Unidos, y ha publicado como autor y coautor más de una veintena de libros, varios de ellos traducidos en más de veinte idiomas. Incluso algunos de ellos son usados como libro principal en las cátedras de países de distintos continentes.

Nacido en Chicago, Kotler definió el marketing de la siguiente manera: “Es la técnica de administración empresarial que permite anticipar la estructura de la demanda del mercado elegido para concebir, promocionar y distribuir los productos y/o servicios que la satisfagan y estimulen; maximizando al mismo tiempo las utilidades de la empresa”.

Reducido a su expresión más simple, de lo que se trata cuando se habla de marketing es de anticiparse a las necesidades que el mercado va a tener más adelante y luego exigir. Es decir, ver con ojos propios lo que otros no pueden ver. Incluso se dice que una de las misiones fundamentales del marketing es detectar las necesidades de consumo y también crearlas.

Sin embargo, el espacio que tiene la promoción dentro de la disciplina es muy importante, es más, para la mayoría de nosotros es el aspecto más conocido de esta nueva ciencia.

EL MARKETING SEGÚN KOTLER:

  1. Es una técnica empresarial.
  2. Se anticipa a las necesidades del mercado.
  3. Trabaja con un mercado específico.
  4. Concibe, promociona y distribuye servicios o productos que satisfacen y estimulan ese mercado.
  5. Se concentra siempre en el cliente
  6. El acierto de sus acciones tiene impacto positivo en las utilidades de la empresa.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *