Consejos financieros para parejas



Finalmente viven juntos. Pensaste en proponérselo, pero las cosas se fueron dando solas. De a poco iban apareciendo objetos nuevos en tu casa, un cepillo de dientes en tu baño, ropa que no era tuya en el closet. Y en algún momento alguien te pregunta «¿están viviendo juntos?» ¡Qué bueno!, ¿Hijos cuándo? Bueno, primero disfrutemos de nosotros, los hijos ya vendrán.

Casa para dos

Vives con el amor de tu vida, comparten el gusto por el cine, la música, o tal vez no. Lo que si deben comenzar a compartir son los espacios que antes eran sólo tuyos: tu closet, la cama, el baño y tantos otros.

Si se complementan tanto ¿por qué no comenzar a compartir el dividendo del crédito para una casa o un departamento? ¿O quizás compartir el arriendo de la casa? ¡Lo que sea! Al final la idea es compartir.



Si vas a pedir un préstamo para dar el paso y tener tu propia casa o departamento, lee estos prácticos consejos.

Antes de tomar un crédito hipotecario, lee con atención estos consejos.

Fíjate siempre en el dividendo final, ya que ese valor incluye todo lo que tienes que pagarle al Banco o institución que te presto la plata (préstamo, seguros, etc.).

Preocúpate de que el dividendo que pagarás no sea muy alto respecto a lo que tú ganas (el ideal es que no supere el 30% de tu sueldo). Para manejar esto, puedes aumentar el pie o extender el plazo.

Junto al primer dividendo, tendrás que pagar también varios trámites del crédito (timbre, notario, etc.).



Algunos seguros son obligatorios y otros no, fíjate en qué casos tu casa no está asegurada, y quizás lo quieras tomar (ej: terremoto).

Dos por el mundo

Al momento de vivir juntos salen a la luz todas las similitudes y diferencias que tienes con tu pareja. Pero en algo en lo que seguramente siempre estarán de acuerdo será en que es el momento para disfrutar la vida juntos. Y qué mejor manera de hacerlo que viajando.

Si vas a usar tu tarjeta de crédito o pedirás un préstamo para hacer ese viaje, lee estos prácticos consejos.

Nada más lindo que viajar en pareja, pueden recorrer ciudades o disfrutar tranquilamente el día en una reposera bajo el sol. Puedes hacer lo que quieras, siempre que sea con él o ella a tu lado.

Por eso te recomendamos siempre evitar endeudarte y ahorrar lo que más puedas. Así viajas tranquilo y concentrado únicamente en pasarlo bien juntos.

La tarjeta de crédito es un excelente medio de pago tanto nacional como internacional, es más segura porque no tienes que andar con tanto efectivo y te ordena en los gastos.

Además, si te falta plata para esas vacaciones soñadas puedes pedir un préstamo a tasas muy convenientes.

Si prefieres uno de estos dos caminos, lee los siguientes consejos:
Antes de tomar un crédito de consumo, lee con atención

Para elegir el crédito que más te convenga, fíjate siempre en:
Valor de la cuota, el cual corresponde al monto mensual a pagar por el crédito.
Tasa Efectiva Anual – TEA que se refiere a la tasa efectiva anual de tu crédito, expresada en %. Mientras más baja es mejor.
Costo total del crédito, que es el monto total que pagarás al finalizar tu crédito.
Compara bajo las mismas condiciones.
Asegúrate siempre al comparar dos o más créditos, que sean por un mismo monto, igual número de cuotas y que incluyan los mismos seguros.

Todos los seguros asociados al crédito de consumo, son voluntarios.
Al tomar un crédito de consumo, no es obligación contratar otros productos, como por ejemplo tarjetas o cuentas, evalúa y decide sobre su contratación.

Si vas a usar tu tarjeta de crédito, lee estos consejos.
No gastes más de lo que puedes pagar.
Elige una fecha de pago cercana a la fecha en que recibes tu sueldo.
Trata de pagar siempre el total de tu cuenta.
Recuerda que las compras en cuotas se suman mes a mes a tus compras habituales.

Invierte en tu futuro

Empezar a vivir en pareja es el inicio de un proyecto a largo plazo. Hay grandes chances de que esta convivencia de a dos en algún momento se convierta en una convivencia de a tres, cuatro y sigue contando. Los nuevos miembros de la familia de seguro aportarán felicidad y amor, pero no contribuirán con un peso para pagar las cuentas. Es más, sumarán gastos y más gastos. Pañales, cochecitos, colegios y más.

Este es un buen momento para ahorrar, pensando en el futuro.

Si quieres ahorrar e invertir para la vida que vendrá, lee estos prácticos consejos.

Preocúpate siempre de ahorrar algo.
Es importante destinar parte de tus ingresos para ahorro. Aunque sea poco.
Si ahorras en forma sistemática y ordenada tendrás mayores posibilidades de hacer realidad aquellos proyectos que siempre soñaste.
¿Qué porcentaje debes ahorrar de tus ingresos? Depende de ti, pero nuestra recomendación es que sea al menos un 10% de tus ingresos. Si puedes más, mejor, porque te dará mayor independencia, tranquilidad y tendrás mayores probabilidades de cumplir tus proyectos.

Define el objetivo de la inversión

No hay un producto de ahorro e inversión mejor que otro, sino uno más o menos adecuado a tus necesidades. Considera tu tiempo de inversión, perfil de riesgo y necesidad de liquidez.

Piensa que todo instrumento tiene riesgos involucrados

&Éacute;stos están directamente relacionados a la rentabilidad esperada, eventuales ganancias o pérdidas. Infórmate de ellos siempre.

Infórmate y diversifica

Minimiza el riesgo invirtiendo de manera diversificada (en más de un tipo de instrumento, plaza, sector y moneda) e infórmate sobre las condiciones, acontecimientos del mercado y la manera en que éstos influyen en los resultados de tus inversiones.

Infórmate sobre posibles comisiones

Es importante que conozcas las comisiones asociadas a productos como los de ahorro e inversión.
Recuerda que el ahorro sirve para estar preparado frente a alguna eventualidad como quedarse sin trabajo o un imprevisto.

Un segundo carro

Convivir con tu pareja es un paso importante en tu vida. Un paso gigante donde comparten todo. Pero hay veces que los panoramas simplemente no van a coincidir, ¿un partido de fútbol? ¿despedida de solteros? ¿ir al gimnasio? o simplemente disfrutar de un club de Toby o Lulú con los amigos o amigas.

¿Por qué no aprovechar de comprar un segundo carro y así recuperar algo de independencia?

Si quieres pedir un préstamo para tener otro carro, te damos estos prácticos consejos.

La compra de un segundo carro es un tema importante porque involucra desembolsar o pedir mucha plata. Por eso debes planificarlo con tiempo y cuidado. No te entusiasmes con lo primero que ves. Nadie te apura en esta decisión.

Aquí te damos algunos consejos prácticos:

Trata de no endeudarte por el valor total del carro.

Siempre es bueno contar con ahorros y te recomendamos que al menos sea un 10% de tus ingresos. Así alivianas el monto de la cuota mensual.

Guarda un monto para imprevistos y mantenciones. Evita ser un esclavo de tu propio carro.

Mira las opciones que hay disponibles en el mercado. ¿Quieres un carro nuevo? ¿Usado? Busca la alternativa más adecuada a tus necesidades.

Compara las distintas marcas de carros nuevos y usados.

Si ya tienes un carros, trata de sacarle el máximo precio de reventa o analiza la opción de darlo como parte de pago.

Antes de tomar un crédito, lee con atención estos consejos

Para elegir el crédito que más te convenga, fíjate siempre en:

Valor de la cuota, el cual corresponde al monto mensual a pagar por el crédito.
Tasa Efectiva Anual – TEA que se refiere a la tasa efectiva anual de tu crédito, expresada en %. Mientras más baja es mejor.
Costo total del crédito, que es el monto total que pagarás al finalizar tu crédito.

Compara bajo las mismas condiciones.

Asegúrate siempre al comparar dos o más créditos, que sean por un mismo monto, igual número de cuotas y que incluyan los mismos seguros.
Todos los seguros asociados al crédito de consumo, son voluntarios.
Al tomar un crédito de consumo, no es obligación contratar otros productos, como por ejemplo tarjetas o cuentas, evalúa y decide sobre su contratación.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *