¿Qué es la reprogramación de deudas?



La reprogramación de deudas es un proceso donde el deudor puede tomar la opción de retrasar la fecha límite de su pago, con el cual procederá a elegir un nuevo cronograma que se pueda adaptar a sus circunstancias actuales.

Ten en cuenta que la reprogramación no congelará tus intereses, deberás seguirlo pagando a la brevedad posible.

Te recomiendo que si deseas reprogramar tu deuda, debes asistir a la entidad financiera antes de que se venza el plazo final de la cuota.



Requisitos para la reprogramación de tu deuda

Los requisitos para este proceso no son complicados, pero debes estar pendiente de:

  • Para el plazo de los créditos tiene que ser mayor a seis meses.
  • Los créditos no deben estar vinculados a empresas del ente participante, o en  dado caso, trabajadores y directores.
  • La tasa de intereses no puede exceder de la tasa original del crédito una vez que haya finalizado el proceso

Para empezar esta solicitud debes ir al banco con todos tus documentos y allá te pedirán los papeles reglamentarios.

Si presentas más de una cuota de crédito vencida, no podrás optar a una reprogramación, pero sí a una refinanciación de tu deuda.

Característica de la reprogramación de deudas

  • Es importante que consideres que para solicitar la reprogramación debe hacerlo el mismo titular de la cuenta.
  • Esta operación puede aplicarse solo en aquellas personas que hayan realizado consumos en más de una cuota.
  • Solo puedes solicitar una reprogramación si tu solicitud cuenta como ‘’Normal’’, que no podrás pagar la cuota debido a falta de trabajo o despido.
  • No puedes pedir una reprogramación parcial de tu deuda, debe aplicarse por el total de la misma.
  • Los bancos te pueden ofrecer un plazo mínimo de 12 meses y un plazo máximo de 36 meses.
  • No puedes tener más de 30 días como un cliente moroso.

Una de las cosas primordiales es que el banco debe tener una buena imagen y calificación tuya.

Diferencias entre reprogramación y refinanciación

Es muy importante que tengas claro que la reprogramación y la refinanciación de una deuda son operaciones que puedes realizar a la hora de aplazar la misma.



La refinanciación se utiliza cuando no tienes los medios para cancelar tu deuda, el banco como compensación te quitará algunos intereses, pues para esta operación optan las cinco categorías de riesgo financiero.

Por otro lado, la reprogramación  te da la alternativa de alargar el plazo, no es recomendable caer en  la lista de morosos cuando fácilmente puedes pedir más tiempo.

Las personas que usualmente piden este trámite son considerados como personas en condiciones normales, solo que en último momento pasó un inconveniente.

Todo dependerá del motivo que te lleve a reprogramar.

Ventajas de la reprogramación de deudas

Si la opción de reprogramar tu deuda es un hecho y ya hiciste todos los trámites correspondientes, toma en consideración los siguientes beneficios:

  • Al extenderse el tiempo del pago de la deuda, la misma bajará el monto de tus cuotas para que así puedan ser más accesibles para ti.
  • La entidad bancaria te presentará una tasa de intereses, pero la misma será igual al crédito original. Tú como usuario no tendrás que preocuparte por los riesgos financieros.
  • La reprogramación será igual ante todos los préstamos que puedas hacer.

No puedes tomar esta decisión a la ligera, te recomiendo que pienses con claridad qué es lo que de verdad necesitas.

La reprogramación te trasmite una gran ventaja, te alarga el plazo para que no presentes cuentas negativas en el banco. Pero te recomiendo que no elijas esta opción sin antes conocerla bien, pues hay una serie de requisitos que debes cumplir para poder tener una respuesta positiva.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.